EPOCAS Y CONTRADICCIONES DE ACCION DE GRACIAS

30 11 2014

Cuba Nuestra
Por José (Pepe) Martel
Un disfrute más de un “Feliz Día de Acción de Gracias” el 24 de noviembre (jueves) en toda la nación norteamericana. Cenas de pavo asado, pudín de calabaza y arándanos, su menú original de sus colonizadores e indios Wampanoag, tribu dominante en esa región del hoy Massachusetts y la ciudad, Plymouth Rock. Otras familias prefieren el pollo asado y una mayoría de cubanos degustan el legendario puerco o cochinito asado con su adobo y su mojito cocinado en la original caja china. Los originales guajiros cubanos no olvidan el cochino cocinado en púas bien adobado y cocinado sobre brasas de carbón y pedazos de leña seca, ahumado y rociado con chorritos de clásico ron cubano.
La historia describe a un siglo XV todo lleno de amor, dicha y paz. Solidaridad y fraternidad de razas distintas fundidas en el amor y el respeto cuando aquellos inmigrantes ingleses o irlandeses pisaban suelo próspero de América y eran recibidos por sus ciudadanos nativos indios que habitaban en estas tierras. Pero al devenir del tiempo nuevas colonias surgieron y comenzaron las disputas de encontradas desavenencias de codicia, odio y resentimiento contra esos los indios y al final todo paró en guerras.
Las primeras chozas se transformaron en nuevos predios que fomentaban desarrollo y prosperidad para sus nuevos pobladores. Grandes parcelas convertidas en campos cosechados e inmensas extensiones de praderas en zonas ganaderas de todos tipos. El saqueo y desalojos a esos primitivos nativos se incrementaron y las matanzas criminales de indios florecieron hasta lograr su exterminio racial. ¿Por qué se gestaron abusos y desgracias para quienes históricamente brindaron ayuda, cooperación y hasta alimentación a esos peregrinos del barco Mayflower?
Los indios que lograron sobrevivir a ese exterminio brutal fueron impuestos a vivir en reservaciones aislada. Tribus desaparecidas y diezmadas de sus territorios por el blanco cruel despiadado produciéndose el surgimiento de una discriminación racial. La necesidad de prosperidad de esta nueva clase dominante contribuyó a la importación de fuerzas de trabajo esclava en sustitución del indio extinguido y fomentó el tráfico de negros esclavos de África con resultados fructíferos.
Las guerras contra la ocupación de Inglaterra y después el conflicto bélico del Norte-Sur tiñeron de sangre a blancos, negros, mestizos e indios a todo el territorio nacional. Aún la liberación de esclavos negros por Abraham Lincoln no puso fin a la discriminación racial que duró hasta los tiempos del Dr. Martin Luther King y otros lideres de movimientos de derechos civiles y de justicia social en Estados Unidos. Y como dije que contradicción de épocas es celebra felizmente el Día de Acción de Gracias y recordar a esos primeros peregrinos que pisaron estas ricas tierras de libertad y nunca olvidar que gracias a la ayuda, cooperación y alimentación brindada por los indios de la tribu Wampanoag, hoy todos podemos disfrutar y conmemorar un “Thanksgiving Day” de Acción de Gracias todos los años en este país.
La inmortalidad del “Día de Acción de Gracias” un próximo 26 de noviembre tiene un sentido profundo de espiritualidad y felicidad. Y describo a un estimado Padre Eduardo Barrios, jesuita, que escribiera en Perspectiva (nov. 27/07) un excelente trabajo “El día más celebrado” que relata “como esta efeméride nacional se festeja de distintas formas y criterios. Unos reúnen a sus familiares, otros se agradecen ellos mismos por sus triunfos y desaciertos; mas otros elevan sus pensamientos a Dios y dan gracias por sus bondades”.
Otro publicado, “El inicio de una tradición” por Marino López-Blanco nos “describe la fecha de instauración por el presidente Roosevelt cuando el 26 de noviembre de 1941 firmó la ley federal declarando el cuarto jueves de noviembre el Día de Acción de Gracias. La llegada a estas tierras de estos primeros inmigrantes, sus trabajos de cosechas y sus esfuerzos de establecerse en este lugar son el significado de Dar Gracias. Y lo mejor de este trabajo fue las palabras del apóstol San Pablo expresadas en su contenido”.
La historia recoge que 1620 el barco “Mayflower” y unos 100 colonos ingleses huyendo de imposiciones de la Iglesia Anglicana llegaron al Nuevo Mundo. Esos inmigrantes se instalaron en lo que hoy es Plymouth Rock, Massachusetts donde fueron recibidos, sostenidos y alimentados por los indios de la tribu Wampanoag desde su arribo. Esos nativos ayudaron y enseñaron a sembrar maíz un producto que desconocían. Sumando después cosechas y recolectas en grandes extensiones de granos, cebada, frijoles y calabazas. Y esa gran camaradería surgió entre ellos y el otoño de 1621 se celebró un animoso festín donde los nuevos colonizadores invitaron al Gran Jefe de los Wampanoag y 90 indios a comer y a beber en paz y armonía. Los indios aportaron varios pavos y carne de ciervo para ser asada. En esa cena de colonos del viejo mundo e indios del nuevo continente se conoce históricamente como “Thanksgiving Day”. Todos fumaron en la famosa . Y desde ese momento el Día de Acción de Gracias fue una fecha recordada en Estados Unidos de Norteamérica.
Miami, Florida, USA. / joselmartel@yahoo.com

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: