Brega

30 04 2014

Un rebelde libio sostiene su ametralladora automática mientras avanza durante la batalla contra los combatientes pro-Moaamar Gadafi, que defienden una instalación de aceite esencial en la ciudad de Brega, en la zona este de Libia. La foto fue tomada el miércoles 2 de marzo de 2011 por Hussein Malla de AP y publicada en la galería BRQ Network.

Mario Héctor Rivera Ortiz
México DF, 29.04.2014.

I/II

En la Gran Jamahiria Árabe Popular Socialista había una mini urbe fabril muy cerca de la costa del Golfo de Sirte, ubicada algunos cientos de kilómetros al sur de Bengazi y a hora y media de vuelo a Trípoli, llamada Brega. Era el dos de septiembre 1988. La ciudad tenía un pequeño aeropuerto cercano a una refinería de petróleo y al lado, una planta gigantesca que producía enormes tubos de concreto destinados a la construcción del gran río artificial, que desde 1984 había proyectado el gobierno popular de la revolución verde Al Fatah.
El día señalado salimos del lobby del Hotel Alkabir de Trípoli un grupo de ciudadanos de varios países de América Latina y el Caribe que habíamos acudido para manifestar nuestra simpatía y apoyo al Gobierno Libio. Volamos un poco más de una hora sobre el inmenso y rojizo desierto del Sahara y aterrizamos en Brega a eso de las 13:30 hrs.
Nos recibió un grupo de técnicos e intérpretes que de inmediato nos condujo hacía la fábrica para explicarnos lo que ahí se hacía:
Un joven bajito llamado Ibrahim El-Yaziji, con atuendo beduino, señalando con su dedo índice un enorme tubo, nos explicaba en perfecto español:
“Cada segmento mide 7. 5 metros de longitud, 3 ó 4 de diámetro y pesa 66 toneladas; cada uno de ellos tiene una camisa de hierro de 2 mm de espesor, 25 metros cúbicos de cemento, un cable enrollado de unos 3 milímetros de diámetro y encima una capa de cemento y arena de 19 mm… de espesor. Los tubos que se colocan en lugares húmedos y salinos son recubiertos con una capa adicional protectora. Cada tramo tiene 50 años de vida útil y sólo en esta fábrica pueden producirse ocho mil unidades al mes… El proceso de producción de los tubos es pues muy complejo; para ello utilizamos aquellos grandes hornos de vapor que Uds. pueden ver desde aquí, grúas gigantescas y camiones especiales que los llevan de aquí para allá como si fueran plumas de ave. ”
Y prosiguió Ibrahim:
“El gran río artificial que tendrá cuatro mil quinientos kilómetros arrancará desde el centro del Sahara libio hasta alcanzar la zona costera y luego enfilará, siguiendo el litoral, hacia Trípoli, por un lado, y por el otro, a Bengazi. El proyecto se inició en 1984 y se calcula que deberá terminarse en 1991. Pero eso no es todo, amigos, construimos también una carretera paralela al acueducto que sirve única y exclusivamente para que transiten las rastras que transportan los tubos y un sistema de cableado que detecta cualquier fuga del líquido.”
Nos quedamos asombrados cuando Ibrahim nos explicó que sólo desde la fuente de agua a Bengazi eran 1.900 kilómetros y que avanzaban a razón de 600 metros diarios. Hasta el 2 de septiembre de 1988, habían avanzado 450 kilómetros. A preguntas de los visitantes sobre el problema de cómo se movería el agua por esos ductos el guía contestó:
“El agua correrá por el ducto, de sur a norte, de manera natural, es decir sólo impulsada por la gravedad, pero si se quiere duplicar la cantidad se colocarían bombas adicionales para acelerar el flujo del líquido. Ahora bien, ¿para qué construimos este gran río intubado?”
–y contestó su propia pregunta:
“Fundamentalmente para impulsar el desarrollo económico que es el gran objetivo del gobierno popular de Gahadafi, a fin de sacar a la Gran Jamahiria Árabe del atraso impuesto y heredado de los colonialistas europeos. Para empezar, en las zonas irrigadas que se abrirán al cultivo habrá granjas individuales de 6 hectáreas y grandes granjas cooperativas. Se calcula que el proyecto terminado costaría la friolera de 12 mil millones de dólares, de los cuales se han gastado ya 4 mil millones, barato, si consideramos que el costo por barril de agua sería más o menos de 26 centavos de dólar, mientras que si se procesara el agua de mar para desalarla saldría aproximadamente a 4 ó 5 dólar por barril.”
Eso nos decía el informado amigo Ibrahim El-Yaziji, cuando uno de nosotros, el dominicano Ramón Antonio, comentó:
¡Extraordinario proyecto, sólo comparable con el del mar artificial de Asuan, en Egipto! Pero tanto dinero… ¿Y qué van a hacer cuando se acabe el agua? –preguntó:
“Si tal eventualidad llega a suceder, -respondió el compañero Libio- ocurrirá dentro de 350 años –y agregó- los inmensos depósitos subterráneos de agua dulce químicamente pura descubiertos en el centro de Libia datan de la época glacial y fueron localizados en el proceso de búsqueda de petróleo. Se calcula que contienen solo en esa zona unos… 3,400 kilómetros cúbicos de agua y si se consideran zonas cercanas unos 340 mil millones de kilómetros cúbicos. Se calcula que con un consumo diario de 4.6 millones de metros cúbicos, que es el gasto de este país, las fuentes actuales bastarían para surtirlo de agua, ya les dije, durante unos 350 años… Y para que aprecien mejor lo anterior les recuerdo que el agua de esos grandes domos naturales equivale a lo que el Río Nilo arrastró durante 200 años.
“Pero falta un último dato: lo sorprendente de esta obra es que en ella no participan trabajadores libios, toda ella es ejecutada por obreros y técnicos extranjeros de todos los niveles y especialidades, contratados por una compañía constructora de Corea del Sur, que se alojan en campamentos especiales, a lo largo del acueducto”
Sea como fuere, estábamos frente a la obra material máxima de la Revolución de Al Fatah, quizá por ello, llamada también Revolución Verde”.
Luego almorzamos en el refectorio de la fábrica una comida sana y sabrosa hecha con agua pura del acueducto ¡qué alivio, porque el agua que se tomaba en Trípoli todavía entonces era un líquido salobre embotellado que traían de la Isla de Malta.
A las seis de la tarde abordamos nuevamente el avión y a las ocho y media ya estábamos de regreso en el Hotel Alkabir.
Pero lo indignante de toda esta historia es que en julio de 2011 llegaron nuevamente los bombarderos de la OTAN, capitaneados por los pilotos yanquis para dañar seriamente el proyecto. Como en Irak, la agresión imperialista empezó por cegar las fuentes de agua de la población. Finalmente los mercenarios de la OTAN capturaron y asesinaron a Muammar El Gadhafi en los suburbios de la ciudad de Sirte el 20 de octubre de 2011 y así la Revolución Verde terminó.
Muchos años más tarde varios de aquellos visitantes que estuvimos en Brega en septiembre de 1988, recordamos que tal agresión fue precedida por el bombardeo aeronaval de las ciudades de Trípoli y Benghazi, ocurrido en horas de la madrugada del 15 de abril de 1986, que incluyó el ataque directo al domicilio privado del coronel Gadhafi, ocasionando la muerte de una de sus hijas y grandes pérdidas humanas en ambas ciudades; y tampoco se nos olvida que un año después, en agosto de 1987, la Sexta Flota de los Estados Unidos realizó ejercicios militares aeronavales “rutinarios” en el Golfo de Sirte, dentro de aguas territoriales Libias
Y concluimos: ¡Cuántas fechorías ha consumado la canalla colonial-imperialista en todo el mundo!: franceses, Alemanes, ingleses, italianos, japoneses, portugueses, holandeses, belgas, españoles y ahora los yanquis y los judíos… Sólo Francia, ya en la época de la república, a fines del siglo XIX, dominaba 19 colonias y “protectorados”, sin incluir a Argelia, y Túnez, distribuidos en África, Asia, América y Oceanía, con casi 36 millones de seres humanos esclavizados… Por la noche, en el Alkabir, continuamos la lectura del pequeño Libro Verde que nos obsequiaron nuestros amigos de Brega y en sus páginas encontramos los fundamentos sociales de la llamada Tercera Teoría Universal, de Muammar El Gadhafi, o sea, la base doctrinaria del socialismo beduino: “El pueblo”, “los Congresos populares de base”, “La democracia de masas”, “El Congreso General del Pueblo”, “las pequeñas parcelas, las grandes cooperativas, etc., etc.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: