Un bombero de Antofagasta

22 03 2014

Bom

EL PANTALON BLANCO

“Todo edificio que se precie de antiguo y solemne debe tener

sus propias historias y fantasmas que le den majestuosidad y

misterio, por lo que nuestro cuartel general no es la excepción”

Dicen que una muerte inesperada y más aún violenta en plena

juventud no deja conformé al alma del difunto, esta no se da

cuenta o se niega aceptar que debe partir de este mundo y hace

todo lo posible para aferrarse a todo lo que conoció cuando

habitaba en la patria de los vivos, entonces el lugar desde donde

abandono trágicamente este mundo, es el sitio perpetuo del

peregrinaje de un alma en sempiterno recuerdo de quien fue

cuando su corazón aun latía.

Antofagasta para tener tantas historias de sacrificio y explotación

humana donde un crisol de razas desde tiempos inmemoriales

ha labrado su futuro al calor del sol del desierto, con el frio

perturbador de la pampa y a la puna indomable del desierto,

pareciera no ser una ciudad de fantasmas famosos. Son contados

las casas que guardan en sus paredes viejas y gastadas, historias de

apariciones que asusten a los mortales.

Cuenta la historia que don Tirso Aurelio Saavedra Cornejo ingreso a

la Segunda Compañía de Bomberos de Antofagasta en 1907 a los 34

años de edad, era oriundo de la ciudad Coquimbo y había llegado

al norte a forjarse un futuro como miles de enganchados venidos

del sur de Chile, entre sus múltiples ocupaciones como comerciante

llego a ser concesionario del conspicuo Club de la Unión de

Antofagasta. Pronto Don Tirso en el ámbito bomberil, destaco

como un voluntario trabajador y disciplinado que demostrando

destrezas y valor en los incendios de la época fue ganando la

confianza de muchos voluntarios fundadores de la compañía, con

el paso de los años comenzó a escribir su propia historia que a lo

largo de los años lo convertirían en el voluntario más antiguo de la

segunda y padre y abuelo de nuevas generaciones de segúndanos

que hasta el día de hoy sirven a la causa bomberil. La importancia

de Don Tirso para esta historia radica en que dos de sus hijos

fueron bomberos de la segunda Don Carlos Saavedra Espinoza,

quien fue capitán y ayudante general del cuerpo de bomberos y

se radico definitivamente en la Ciudad de Concepción y el joven

Oro Saavedra Espinoza quien siguiendo las huellas de su padre y

hermano también ingreso con gran entusiasmo y ganas de servir a

la Segunda Compañía de Bomberos de Antofagasta.

Rápidamente este joven voluntario destaco por su destreza y

velocidad demostrada a diario en los movimientos de las pesadas

escalas de madera de la apoca o en el uso del material menor

de la compañía. En cada incendio o ejercicio su agilidad se hacía

presente como un hábil pasador de paralelas o puentes que no

le temía a las alturas y ascendía con “la rapidez del rayo” como

comentaban sus compañeros. Pero un trágico 11 de enero de 1942,

después que los voluntarios de la Segunda Compañía venia de un

actividad bomberil de impecable chaquetas y pantalones blancos y

ya arribados al cuartel General, su capitán Mauro Mujica Quintano

ordeno pasar la lista reglamentaria en gallarda formación, una vez

que cada voluntario contesto a su nombre ¡Firme ¡, el capitán dio

la orden de retirarse a la compañía, un sonoro grito de ¡Segunda!,

estremeció el aire y los voluntarios quedaron en libertad de acción,

en ese momento de solaz, Oro Saavedra Espinoza quiso ante sus

compañeros de bomba dar una muestra más de habilidad y empezó

a deslizarse por la baranda de la escala para llegar así hasta el

primer piso. En un momento fatal perdió el equilibrio y cayó al

suelo golpeándose violentamente la cabeza, sus compañeros de la

Segunda lo socorrieron prontamente y una toalla blanca de unos

de sus compañeros, sirvió de vendaje improvisado para inmovilizar

su cabeza, pero las heridas y fracturas en el cráneo fueron de tal

magnitud que a pesar de las atenciones médicas recibidas en el

mismo cuartel general y algunos minutos más tarde en hospital

“El Salvador”, falleció cuando se encontraba en el pabellón de

cirugía. Terminaba así trágicamente la vida de un joven bombero

Antofagastino y comenzaba a vivir la leyenda del fantasma del

Sus funerales fueron casi un acontecimiento social dado la

importancia de la familia en Antofagasta, lo trágico de la muerte y

la pequeñez de la ciudad, asistió el intendente don Arturo Ramírez

H., todo el cuerpo de regidores de la ciudad, amigos de la familia,

sus compañeros de trabajo de “la caja de crédito popular” y todas

las compañías del cuerpo de bomberos de Antofagasta. Un emotivo

discurso que conmovió a todos los asistentes y cuyo texto se perdió

en el fuego de los tiempos fue leído por el secretario de la segunda

compañía Don Rene Santoro A.

Al celebrar este sábado 5 de abril todos los bomberos y bomberas

de Antofagasta en compañía de sus autoridades regionales y

comunales e invitados especiales los 100 años de la inauguración

de nuestro cuartel general tal como lo conocemos hoy, vendrá

a nosotros necesariamente el recuerdo de todos los bomberos

que un día sirvieron a la causa sacrificada del fuego y agua. Las

añosas paredes de este viejo tercio de madera y metal que han

sido testigos de la evolución técnica y humana de los bomberos

de Antofagasta, nos contaran sus historias y anécdotas guardadas

como agua en las entrañas más profundas del desierto de Atacama.

Pero sin lugar a dudas que el más trágico acontecimiento ocurrido

al interior de sus dependencias, que ha perdurado en el tiempo y

logro anidarse en el misterio colectivo por sus apariciones, cuyos

relatos he historias cruzan las puertas de nuestro cuartel general

será el recuerdo del voluntario Oro Saavedra Espinoza o nuestro

querido fantasma del Centenario Cuartel General del Cuerpo de

Bomberos de Antofagasta… “El Pantalón Blanco”

Ricardo Rabanal Bustos

Antofagasta, 19 de marzo 2014

Anuncios

Acciones

Information

One response

10 03 2016
sergio cristian saavedra cardenas

Nunca termina uno de conocer a sus antecesores total mente emotivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: