Desde Argentina: La Tablada a 25 años

24 01 2014

Enviado por Oscar Loyola
paraloyola@yahoo.com.ar

23 de enero 2014.

Los hechos que les voy a contar es la experiencia que me tocó vivir en los días 23 y 24 de enero de 1989 y es lo que doy fé que así fue. Otros hechos los supe a través de comentarios y de videos como CRONICA TV. Es un relato largo pero a la vez abreviado para no aburrirlos.

El lunes 23 de enero como todos los días de la semana a las 0630 hs me dirigía a mi base, el Cdo de Br I Mec Xma. Ese día entraba de guardia, la mañana era espléndida típica de un fuerte verano, iba pensando en desayunar cuando al entrar me para el Suboficial Encargado del Centro de Comunicaciones Fija La Plata y me dice Tomaron el Cuartel de LA TABLADA y hay varios soldados muertos, cambiáte y anda a la sala de armas que el Comandante y el 2do Comandante están reunidos en el despacho. Rápidamente fui a ponerme el uniforme de combate y pasé a buscar una pistola, un FAL y munición.

Sabía de inmediato que no se trataba de una sublevación de los carapintadas sino que era algo más grave, “terroristas”. Fui a ponerme a órdenes del Cte y 2do Cte ya que era el único miembro de la Div-II Icia del Cdo Br. Lo primero que escuché fue traiga una máquina de escribir que vamos a hacer la Orden de Operaciones para este caso. Pero no había tiempo para eso así que solo tomé papel, lapiceras y carbónicos.

Llega un Suboficial y le avisa al Cte que ya estaba llegando un helicóptero para trasladarlo a la zona de reunión de LA TABLADA. Partimos hacia el Hipódromo de LA PLATA y ya estaba allí el
UH-1H listo para ser abordado, subimos y partimos, éramos el Comandante Brigada Grl HALPERIN, el 2do Comandante Brigada Cnl GASQUET, el jefe de Operaciones Teniente coronel BARBOSA y yo. Llegamos a los pocos minutos a la sede del Escuadrón GÜEMES de la Policia bonaerense en el Puente 12, era un hormiguero de Policías, Gendarmes y Militares, algunos de estos de uniformes, otros de civil y algunos a mitad de uniforme. Un Oficial del RIMec 3 me pide el FAL porque no tenía nada con que tirar, se lo doy.

El 2do Cte me ordena que me desplace con una columna de vehículos y un Escuadrón de Gendarmeria Nacional armados con FAL, MAG y Morteros 81 hasta la calle SOMELLERA detrás del Cuartel y organice a los gendarmes para que hagan un cerco y luego avancen por las calles laterales e ingresen dentro del cuartel. Era el único militar en ese momento con los gendarmes.

Cuando llegamos le digo al oficial de GN que distribuya las tres secciones de tiradores para tomar posición en las calles que daban al perímetro del cuartel. Pero el citado Oficial me dice “Disculpeme pero acá nos quedamos. No vamos a tomar intervención alguna. Esto es un problema de ustedes los militares del Ejército”.

En ese momento quedé solo con mi pistola, mis lapiceras y papeles ya que los Suboficiales de la Sección de Combate del Comando Brigada Infantería Mecanizada estaban del otro lado del cuartel. Me fui hasta dos cuadras hacia Av CROVARA y encontré un par de policías y varios civiles vecinos del lugar que comentaban que el ataque los estaban haciendo los carapintadas y que había varios soldados muertos, según estaban escuchando en la radio al vocero presidencial LOPEZ. Les dije no, están equivocados si fueran gente del coronel SEINELDIN habrían retirado a los soldados del cuartel y me fui a buscar un lugar para entrar al cuartel por los fondos. Los Gendarmes aún estaban allí y no iban a participar.

Encuentro una calle para llegar al alambrado, dentro del cuartel sonaban los disparos y un vecino estaba a pocos metros del alambrado, sentado sobre un banco de mampostería cruzado de piernas, tomando mate y mirando lo que ocurría. Me tiré cuerpo a tierra detrás de él y le pedí que se corriera un poco que no podía tirar, ése era un buen parapeto. El tipo salió rajando.
Logré entrar al cuartel y me encontré con el Sargento de Comandos VEGA y el General ARRILLAGA. Miramos a ver como estaba la situación ya que estaba lleno de policías de uniforme y de civil era todo un verdadero kilombo, alguien tiraba y todos tiraban.
Logré llegar hasta los fondos del Alojamiento de Suboficiales del Escuadrón de Exploración 1 y allí me encuentro con un grupo de Suboficiales sentados cruzados de brazos que me miraron con cara de pocos amigos. A pocos metros se encontraba un terrorista muerto, era el primero que veía. El finado tenía puesto un overol verde oliva, tenía una melena colorada y estaba boca abajo. Lo había matado un Suboficial Principal cuando el terrorista quería entrar al alojamiento disparando con un FAL. De casualidad que el Suboficial estaba armado sino los muertos habrían sido más ya que todos los que vivían en el Casino estaban desarmados. Había por entonces una órden que todos los Suboficiales debían estar desarmados en sus alojamientos, gran error.

Aún me hallaba lejos de la Plaza de Armas pero los tiros llegaban por todos lados. Logré refugiarme tras un árbol porque tiraban desde las ventanas con mejor visión, en un momento éramos como 15 militares tras un solo árbol todos bajo fuego, allí es herido un Cabo 1ro del RIMec 7 en el brazo, creo que también el Tcnl ZAMUDIO. A los poco minutos en medio de la balacera llega un camión REO con una pieza de artillería OTTO MELARA 105, rápidamente los soldados logran poner el cañón en posición y parapetarse tras el escudo, se realiza apoyo de fuego para evitar que puedan herir a los artilleros, había un General con los artilleros.

A la voz de fuego la pieza dispara contra el edificio donde estaban los terroristas el primer disparo dá en el blanco pero el segundo disparo pega de refilón contra una de las paredes y sale zumbando hacia la lejanía y a los pocos segundos se escucha una lejana explosión. Había impactado contra una casa en esos momentos deshabitada por suerte a varias cuadras del cuartel.

Después de andar y tratar de reunirme con el personal del Cdo BrIMec Xma, cerca de las 1600 hs encontré al 2do Comandante quien me dio su FAP y al J-III Cdo Br Tcnl BARBOSA quien me ordena ir hasta la entrada del Cuartel y hacer que todas las tropas allí en posición se retiraran porque se iba a abrir el fuego con una pieza de artillería antiaérea OERLIKON, Aborde un jeep del RI 1 y el conductor un joven cabo 1ro me llevaba cuando nos paran con urgencia un par de Comisarios de la Policía Bonaerense, nos piden por favor que vayamos hacia el interior del cuartel que había un Suboficial herido y desangrándose. Ambos se subieron al jeep y avanzamos hacia la Plaza de Armas.

Entre los momentos de peligro que me tocó vivir ése día éste fue uno de los más aterradores. En ése momento se produjo un silencio extraño en todo el lugar, en el jeep descapotado los dos militares íbamos adelante y atrás los dos Comisarios, íbamos al muere, en ése instante me dí cuenta y no podíamos volvernos atrás ya era tarde, delante nuestro teníamos un edificio ocupado por los terroristas y con una treintena de ventanas por donde nos podían disparar.

Habrá sido por gracia de DIOS que no se dieron cuenta que avanzábamos y no nos tiraron, llegamos donde estaba el Suboficial de la bonaerense herido, pero ya hacía rato que estaba muerto, Era el Sargento SORIA que junto con el Comisario GARCIA GARCIA fueron los primeros muertos de la jornada. Los Comisarios lo cargaron en el jeep y regresamos a toda velocidad, allí parece que reaccionaron y comenzaron a dispararnos desde todos lados, terroristas, militares, incluso francotiradores de afuera y los propios policías que nos querían cubrir con sus armas. Salimos a la Av CROVARA y allí cargaron el cuerpo en una ambulancia.
Seguidamente fuimos a la entrada principal del cuartel para pedir que se retiraran las tropas que estaban en el alambrada sin éxito, nadie nos daba bola, ni los periodistas, estaban todos enloquecidos por entrar a los tiros. Volvimos a darle la novedad al Tcnl BARBOSA y se suspendió el tiro con la antiaérea. Sin darnos tiempo a un minuto de descanso nos mandó hasta la Rotonda de SAN JUSTO a esperar una columna de tanques que venía de VILLA MARTELLI, salimos por detrás del cerco policial en el jeep. (Tiempo después me veo en CRONICA TV pasando en jeep entre un tiroteo policial).

No alcanzamos a llegar a Camino de CINTURA que una patrulla policial nos pide fuego de apoyo contra una casa de altos desde donde les habían disparado y no tenían fusiles. Con mi FAP disparé una ráfaga contra la vivienda y los agentes entraron. Dimos la vuelta a la manzana y una familia nos para y nos pregunta si queríamos tomar algo, agua o lo que fuere que le pidiéramos, tampoco pude agradecer a esta gente, también otros vecinos nos pedían que nos cuidáramos pero que los hiciéramos mierda a todos los asesinos.

Después de contactar con los tanques volvimos al cuartel, el Tcnl BARBOSA me dice que vaya a ayudar a otros militares en el cerco detrás de una de las Compañias copada por los terroristas. Ya se iba el sol y recrudecieron los disparos entre este sector y quienes estaban dentro de la compañía, recuerdo que estaba detrás de una calle tras unos árboles, allí encontré a Suboficiales del Colegio Militar entre ellos a mi amigo y camarada del Regimiento 6 de Infantería Mecanizada “Grl VIAMONTE”, el Sargento Ayudante ESQUIVEL un tipo jovial y parlanchín como el mejor y a quien le decíamos “Chamuyo”. Para ése entonces la Compañía de Comandos intenta tomar el edificio pero aún quedaban terroristas, dos militares caen heridos. Quizá en esas jornadas haya habido gente valiente pero no lo podría comparar con el realizado por las enfermeras y enfermeros del Hospital Militar Central o de Campo de Mayo y el Sargento Ayudante ESQUIVEL. Los primeros llegaron con las ambulancias hasta el mismo lugar donde estaban los heridos y se bajaron en medio del tiroteo con su ropa blanca sin importarles el peligro. Estaba tan absorto con esa visión que no le presté atención a ESQUIVEL que salió corriendo para ayudarlos, fue la última vez que lo ví con vida.

Por el otro costado del edificio comienzan a salir personas por las ventanas, había comenzado un incendio, no sabíamos si eran terroristas o soldados que estaban capturados por estos, por suerte no se les dispara eran un Cabo y un soldado, pero por el lado nuestro un terrorista intentó escapar y se encontró con una veintena de fusiles. No le pude disparar porque se me cruzó en la mira el Mayor BUSTOS. Todo era demasiado rápido.

Cuando bajó el sol llegó un poco de calma. Me retiré hacia un sector fuera del fuego y mientras me lavaba la cara en una canilla el Suboficial Pricipal ARNAU me comenta que ESQUIVEL había muerto. Mi camarada en un acto de valentía había muerto, en instantes lo recordé de joven con sus 18 años cuando lo conocí, cuando era Cabo nuevo y soltero siempre se me pegaba en los francos para que lo llevara a bailar con mis amigas. Después se casó con ANA MARIA una chica de La Pampa. Después vino su pase y no nos vimos más hasta el 23 de enero. Así es la vida.

Para las 2200 hs se había calmado el tiroteo, ya había explotado el depósito de armas de la Compañia incendiada. Esa mañana no había desayunado como esperaba, no almorcé ni cené. Lamenté no haber llevado la pistola de señales con bengalas, en cada sublevación la llevaba y ahora me hacía falta ya que la oscuridad era total.

Para las 2330 logré reunirme con el Jefe de la Ca Cdo Teniente GOMEZ y algunos de los Suboficiales de la BRIMec Xma. Nos desplazamos hacia los fondos del cuartel y allí en el puesto de guardia hallamos un soldado del RIMec 3 muerto.

Desconozco hasta hoy quien estaba a cargo del puesto pero deduzco que el chico estaba descansando cuando atacaron los terroristas y lo que me parece probable que algunos de estos terroristas habían penetrado en el cuartel sorprendieron a la guardia del fondo, la que dá a la Tosquera y los tomaron prisioneros pero a este soldado lo asesinaron. Estaba tirado en el suelo boca arriba al lado de su cama con un disparo en el pecho. Estaba descalzo con sus medias limpitas, con su cara dormida con toda la paz del mundo. Era la segunda vez que se me caia un lagrimón. Aún hoy me ocurre cuando lo recuerdo, luego supe que se llamaba LEONARDO DIAZ de 18 años, ése día dejaba la guardia y salía de franco.

El Tcnl BARBOSA me dice vaya con el Sargento Gomez en la ambulancia y lo lléve al Hospital Militar Central, le dejé el FAP del 2do Cte al Teniente GOMEZ. Lo llevamos hasta Palermo, lo dejamos en el HMC y nos volvimos. Como ninguno de los dos habíamos comido decidimos parar a tomar un café con una factura en un bar en una esquina de la Av PASEO COLON. Ese fue el recreo del día.

De regreso a LA TABLADA todo seguía en silencio pero comenzaba el amanecer del día 24 y con ello los preparativos para continuar el combate. A pesar de todo lo vivido hasta ése momento no había en mí deseos de venganza pero no iba a dudar en tirarle al terrorista que se me pusiera adelante y eso era lo que esperaba. Logré recuperar mi FAL.

Ya a plena mañana comenzaron a proponerles a los terroristas que se rindieran, pasó un largo rato hasta que dieron señales de rendición y fueron saliendo mezclados con los soldados de rehenes. Solo a una persona tuve todo el tiempo en la mira del FAL a la mujer que estaba de remera negra con los brazos en alto, solo tenía la duda de que podría ocurrir luego de mi disparo solo diría que se escapó el tiro pero se lo iba a dar en la cabeza no podía fallar, rara vez fallé, me considero un excelente tirador con tiro apuntado y tiro de combate al bulto sin apuntar con la práctica enseñada por el Coronel SEINELDIN cuando él era Capitán. También tenía la duda si ocurriría una matanza innecesaria, todo ese pensamiento en segundos.

Será que DIOS no quiere cosas malas, no le tire pero alguien por detrás de mí me disparó, El disparo dio justo a mi costado, yo estaba tirado, cuando deje de apuntar y me moví para descansar de la incomoda posición de estar mucho tiempo apuntando ese movimiento hizo que me erraran. El que me tiró estaba sobre el tanque de agua o sobre un árbol a nuestras espaldas, por supuesto que comenzó una cacería para atraparlo y creo que así ocurrió.

Cuando el combate dentro del cuartel ya había finalizado, no me uní a mi Unidad sino que comencé a recorrer el cuartel ya que había que juntar todo lo que los terroristas habían utilizado, encontré varios cadáveres de hombres y mujeres prácticamente destrozados por los disparos., ya era media mañana y de ubique en una garita sobre la Av CROVARA y afuera ya había comenzado otro tiroteo con francotiradores por parte de la policía, desde mi ubicación tenía enfrente el tanque de agua de una casa de pisos donde todos suponían que había un francotirador. No pude disparar porque apareció un helicóptero y de haberlo hecho los rebotes lo habrían alcanzado.

Me retiré hacia el interior y veo llegar un helicóptero del Ejército trayendo al Presidente ALFONSIN. Por supuesto todo un gran teatro, Jefes militares, navales, guardias presidenciales y algunos combatientes del ejército. Todos acompañaron a éste a recorrer y ver lo ocurrido.

Me siento a ver como un Sargento Cocinero preparaba el almuerzo a pocos metros de los cadáveres que ya despedían su tufo, encima no tenía cucharon para revolver los ingredientes y parece que no estaba muy caliente el agua porque metió todo su brazo y comenzó a revolver para que no se pegue en el fondo de la hoya. Eso sí doy fé que el guiso estaba exquisito.

Me encamino hacia los edificios y me encuentro con la troupe alfonsinista. Un General o un Coronel, no recuerdo, ordena que todos los militares allí presentes se formen en fila porque el presidente nos quería saludar. Podía haberme ido y seguir recorriendo pero me quedé porque tenía bronca que ése sinvergüenza viniera a hacerse ver y a mostrarse simpático cuando desde el gobierno decía que era todo un intento de golpe de estado de los militares. Me puse en la fila y a medida que pasaba le daba a todos la mano. Cuando llegó y se paró frente mío le hice el saludo militar y el me extendió la mano. Lo dejé con la mano extendida y no le dí la mía. Nos miramos, no sé si yo tenía cara de loco por todo lo ocurrido o de bronca que no me dijo nada y siguió saludando a los otros. Por dentro pensaba seguro ahora viene algún forro a sancionarme, pero nadie me dijo nada. Pero como estaba en lo cierto me quedé tranquilo.

Eso sí ninguno de los periodistas, fotógrafos o camarógrafos que registraban el movimiento del presidente en ese momento dijo nada que lo dejé con mano extendida ni hubo comentarios.

Más tarde me reuní con mis camaradas de la Xma Brigada de Infantería Mecanizada y comimos ése fabuloso guiso cocinado por el sargento, con más de 30° de calor y el tufo de los cadáveres apilados a un costado, mejor imposible.

A las 1600 horas del 24 de enero me ordenaron regresar a LA PLATA. A las 1800 horas estaba sentado con mi mujer y un matrimonio amigo en el bar COSTA. No tenía hambre sino una sed tremenda y ganas de descansar.

El día 30 de enero se hizo una formación especial en la Ciudad de MERCEDES BS AS sede del Regimiento 6 de Infantería Mecanizada “GRL VIAMONTE” para rendir homenaje y reconocimiento a los caídos y al personal del Comando de Brigada de Infantería Mecanizada Xma “NICOLAS LEVALLE” por su actuación en la recuperación del cuartel de LA TABLADA, sede del Regimiento 3 de Infantería Mecanizada “GRL BELGRANO” y Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada 12CNL ISIDORO SUAREZ”.

En el fragor del combate nunca supe quien era el Cabo 1ro Conductor.

Hay momentos de la vida que nos meten de lleno en la historia sin quererlo.

En los días siguientes se fue aclarando algo del ataque y otras quedaron en la oscuridad de la política argentina. Por declaraciones de la cocinera del Casino de Suboficiales se supo que dos mujeres y un melenudo cenaron el domingo 22 en el cuartel.
Después supe que el terrorista muerto frente al Casino de Suboficiales del Escuadrón de Exploración había sido Policia Sandinista en NICARAGUA, que había atentado contra la vida de EDEN PASTORA y quizá contra SOMOZA en PARAGUAY. El hijo de éste habría sido el que agarró de la solapa a DE LA RUA en el programa del tarado de TINELLI.

Que funcionarios del gobierno alfonsinista estaban relacionados con el Movimiento Todos por la Patria (de FIDEL).

No tengo ningún remordimiento de haber dejado al presidente con la mano extendida, si lo tuviera que hacer con esta yegua que nos gobierna también lo haría y es lo que debió hacer el Capitán de la Fragata LIBERTAD.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: