UN ITALO-CUBANO INSURRECTO DE CUBA

3 06 2013

Por José (Pepe) Martel

Orestes Ferrara

Orestes Ferrara

Escribir de un personaje europeo que formo parte activa de las luchas libertarias, insurreccionales e independentistas cubanas es un motivo de recordar a uno de los tantos extranjeros que amaron a Cuba y lucharon por librarnos del yugo colonial español. Orestes Ferrara Marino nació en Nápoles, Italia un 25 de julio de 1876, hijo de Eduardo Ferrara Mayor, militar que lucho bajo las ordenes de Giuseppe Garibaldi –militar general, político y figura legendaria considerado el tercer padre de la Republica de Italia.

Ferrara abandono su carrera de abogado y viajo a Cuba para apoyar la lucha de los patriotas cubanos. Durante la Guerra de 1895 integro las tropas del general José Miguel Gómez y por su valor alcanzo los grados de Coronel del Ejército Libertador. Terminada la guerra y en plena republica fue nombrado secretario del general Gómez durante su gobierno en la provincia de Las Villas.

Solicito un permiso especial concedido regresando a Italia para continuar sus estadios de abogacía y graduado regreso a Cuba donde revalido su título en la Universidad de la Habana. Fundado su bufete de abogados “García Ferrara y Divino” uno de los más conocidos y prestigiosos de esos tiempos trajo notoriedad y respeto a su persona. Nunca dejo de apoyar a su siempre amigo y jefe el general Gómez a su elección a la presidencia de la republica contra la reelección de Tomas Estrada Palma. Existieron disturbios populares en casi todo el territorio nacional. Se hablaba de fraude electoral y al retiro del candidato opositor provoco un estallido social dando paso a la revolución de Agosto de 1906 y a una segunda intervención del gobierno de Estados Unidos y el nombramiento del Sr. Magoon como interventor nombrado por el presidente Teodoro Roosevelt y la sustitución del embajador Edwin Morgan.

Los líderes revolucionarios de esa gestada liderada por el general José Miguel Gómez (apresado) y sus seguidores los generales Pino Guerra y Quintín Banderas (asesinado) y su cadáver arrojado en un carro de recogida de basuras; Campos Marquetti, Enrique Loinas del Castillo, Ernesto Albert, Domingo Arencibia y Orestes Ferrara. A normalizado el país y bajo el ojo del vecino interventor en 1908 se celebraron elecciones presidenciales siendo electo el general Gómez y Orestes Ferrara como representante a la Cámara y su presidente donde se le reconoció un excelente trabajo e impecabilidad en sus funciones siempre haciendo gala de sus conocimientos y experiencia de ilustre abogado.

Siempre militante dentro de las filas del Partido Liberal, fue profesor de la universidad capitalina ocupando la catedra de la Escuela de Derecho y un fiel colaborador del presidente Gómez. Fue director del periódico Heraldo de Cuba rotativo comprado al Dr. Manuel Márquez Sterling. Trabajo en la campaña del candidato a la presidencia, general Gerardo Machado, quien después de ganadas las elecciones en 1925 lo nombro su primer consejero, ocupo la Secretaria de Estado, nombrado Embajador de Cuba en Estados Unidos y miembro activo dentro de la Asamblea Constituyente de 1940.

Al retirarse de la política se refugió en España y vivió en otros países del viejo mundo donde se dedicó a escribir importantes libros. Los más destacados y vendidos se destacan la biografía de Maquiavelo, la vida del Papa Borgia y de Felipe II. Cada figura de aquellos hombres famosos que ayudaron a fomentar aquella republica nos muestran sus experiencias y conocimientos de la historia de nuestro joven país que, por causas y cosas del destino fue traicionado por un hombre inteligente pero malintencionado, astuto, engreído y criminal que nos privó de las libertades y derechos civiles que las sociedades democráticas otorgan a sus pueblos. Un ser despreciable que engaño y tergiverso el camino de justicia social sumiendo a Cuba en un laberinto de desgracias por más de medio siglo. Son Fidel y Raúl Castro los únicos culpables de esta horrenda pesadilla del cubano.

Honrar a esos valientes extranjeros que participaron en nuestras luchas y formaron parte de la república es un gesto de nunca olvidar. Quien no venera a un Máximo Gómez, dominicano, que por sus incalculables hazañas e inmaculada trayectoria insurreccional llego a ocupar el más alto grado militar en Cuba de Generalísimo del Ejercito Libertador.

Miami, Florida, USA. / joselmartel@yahoo.com

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: