SAVONA: PRIMERA ESCALA DEL COSTA SERENA

1 06 2013
Savona, La Torre de León Pancaldo

Savona, La Torre de León Pancaldo

París, 12 de mayo de 2013.

Mi inolvidable Ofelia:

Hoy, segundo domingo de mayo se celebra en La Perla de las Antillas el Día de las Madres. Recuerdo como la mía me ponía en la camisa ese día un botón de rosa rojo cada año en ese día. Hoy, tan lejos del lugar en donde ella descansa en paz, no puedo llevarle una orquídea, que era su flor preferida. Mientras escribo la presente, tengo encendida una vela dedicada a ella, a Aurelia y María, esas dos abuelas maravillosas que tuve la suerte que Dios me diera.

Pero bueno, el objetivo de esta carta es contarte sobre Savona, que fue nuestra primera escala del crucero por el Mediterráneo Occidental. Esa ciudad fue una bella sorpresa. Después de un excelente desayuno en el restaurante Prometeo del noveno piso del barco, bajamos por una pasarela azul al puerto, que está en pleno centro histórico.

Cristóbal Colón pasó también por aquí. A la altura de Savona, rodeada de huertos, también existe una “casa de Colón”, una de las tantas dispersas por la Liguria, visto que son muchas las ciudades que se jactan del honor de haber dado nacimiento y residencia al gran navegador. Savona es, sobre todo, una ciudad rica en historia y actividades ligadas al puerto. El primer monumento que acoge a quién venga desde el mar es la torre de León Pancaldo, dedicada al célebre marinero que en el 1519 acompañó a Magallanes en la primera circunnavegación del mundo y que, en el curso de la aventura, escribió un diario, que durante siglos, condujo a barcos y veleros entre mares y océanos nunca antes explorados. La Torre, durante un tiempo denominada “Torre de la Quarda” hace de centinela al puerto y a la ciudad desde hace mas de 600 años. A poca distancia de la Torre “símbolo de Savona”, se alza la fortaleza del Priamar, donde entre historia y leyenda, se establece la primera comunidad aliada de Cartago contra Roma, descrita ya coma “Savo Oppidum Alpinum” por el historiador latino Tito Liuio en el 205 a.C. En ella estuvo encarcelado Giuseppe Mazzini.

La importancia de Savona decreció rápidamente en el momento en que Roma fundó la ciudad Vada Sabatia, la actual Vado, que poco después de las invasiones bárbaras se convirtió en un importante asentamiento bizantino. Savona fue destruida en el 643 por las tropas de Rotari, rey y caudillo lombardo. Durante los siglos IX y X, se convirtió en capital de la Marca Aleramica y, sucesivamente, una libre comunidad aumentando notablemente su importancia marítima y comercial y desarrollando sobre todo su tráfico con Francia, España y África del Norte. La ascensión al pontificado del savonés Sixto IV (1471-1484) y sucesivamente del nieto Julio II (1503-1513) permitió a Savona asomarse a la alto de la política internacional, y de vivir el periodo más intenso de toda su historia, conocida como “Renacimiento Roveresco”. Se crearon numerosas construcciones que cambiarían el rostro de la ciudad y la gran generosidad de los Papas de Rovere, manteniendo los rasgos característicos de La Roma monumental, que también quedaron reflejados en Savona. Sixto IV, en los años en que hizo construir la Capilla Sixtina de Roma, quiso que en Savona fuese construido un edificio para albergar el mausoleo de sus padres. Fue realizada así la Capilla Sixtina de Savona, edificada por trabajadores lombardos entre 1481-1483.

El crecimiento de la emergente Savona sufrió una brutal quiebra en el 1528 con la conquista definitiva por parte de Génova: el puerto fue enterrado, la ciudad saqueada varias veces y parcialmente destruida. Pocos años después, los genoveses arrasaron la maravillosa catedral y el área religiosa que se encontraba sobre el peñón de Priamar para construir la homónima fortaleza. La fortaleza de Priamar, hasta aquel momento símbolo de sumisión a los antiguos conquistadores ha sido reestructurada y transformada en centro de acontecimientos sociales y culturales de la ciudad.

Después de casi tres siglos de dominio y crisis encuentran alivio con la llegada de Napoleón. Bajo la ocupación napoleónica primero y la piamontesa después, la ciudad desarrolló una fase de renacimiento económico basada en el puerto y la industria. Los acontecimientos de Mazzini en la primera parte del 1800 y una vivaz e intensa concentración obrera entre la segunda mitad del 1800 y el principio del 1900 distinguieron a Savona por su tradición democrática.

Es en el 1927 cuando Savona es reconocida como “capital” de provincia. Savona es hoy en día el centro más importante de la Costa de la Liguria de Poniente. Algunas de las ciudades más bonitas e importantes a poca distancia de Savona son: Alassio, Loano, Varazze y Albissola, esta última es famosa por la elaboración de cerámicas tradicionales “Vecchia Albissola” en blanco y azul.

Ese día almorzamos en una de las terrazas que dan a las piscinas infantiles del puente nueve. El alegre bullicio de tantos niños, ponía una nota de alegría extraordinaria al ambiente general. Los niños viajan gratis en los barcos de la Compañía Costa si comparten el camarote de sus padres.

Deseo darle mis más sinceras gracias a las amables empleadas de la oficina de turismo del barco, por toda la calidad de las informaciones que me facilitaron, lo cual me permite comentarte ampliamente cada escala que hicimos en las bellas ciudades del Mediterráneo de: Francia, Italia y España.

Desde Savona viajamos a Génova, pero de esa excursión te contaré en la próxima carta.

Te quiere eternamente,

Félix José Hernández.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: