EL II FRENTE DEL ESCAMBRAY Y EL DIRECTORIO REVOLUCIONARIO

10 05 2013
Bandera del Directorio Revolucionario

Bandera del Directorio Revolucionario

París, 7 de mayo de 2013.

Querida Ofelia:

Como te lo prometí ayer, te envío otro de los importantes testimonios sobre la lucha guerrillera en el Escambray cubano hace ya más de medio siglo. Nuestro viejo amigo Miguel García Delgado, sigue así esclareciendo tantos puntos históricos ocultados o negados hasta hoy por los “historiadores” oficiales del régimen de los hermanos Castro.

“Mientras los guerrilleros del Cacahual seguían con sus planes de organización, del exterior, concretamente de Miami, también les llegaban noticias, pero éstas los hicieron reír.

Plinio Prieto, en una de sus misiones al exterior, llevó para fines propagandísticos unas fotos tiradas a la tropa en las montañas, vestidos con el traje de campaña y portando las armas.

Y para asombro de los guerrilleros de Banao, ellos ahora las tenían de regreso, pero con una falsificación: en las gorras de los guerrilleros aparecían las letras D.R., como símbolo del Directorio Revolucionario. O sea, aquella organización ajena al Frente que se estaba edificando en las montañas de Banao, los miembros del D.R. en Miami, estaban tratando de utilizar los esfuerzos para su beneficio propio. La falsificación era tan burda que cualquier especialista podía detectarla.

Las fotos circularon de mano en mano entre todos los guerrilleros del Cacahual, quienes tomaron el hecho como una broma de mal gusto o una politiquería carente de ética. No obstante, en el transcurso de los días, el suceso se diluyó sin mayor trascendencia.

Pero aquello no paró allí, Rodríguez Loeche y Faure Chomón siguieron con sus mentiras y los guerrilleros en el Escambray se pudieron enterar de que el Directorio Estudiantil Revolucionario, anunció en el extranjero que Eloy Gutiérrez Menoyo fue al Escambray mandado por ellos, con la misión de abrir un nuevo Frente Guerrillero. Además, ponían a Enrique Villegas como el primer mártir del Directorio en El Escambray, cuando Villegas jamás militó en esa organización y,mucho menos con dos amigos de Masferrer, como habían sido Loeches y Chomón.

Estas noticias resultaban inaceptables para todos los guerrilleros y se preguntaban: “¿Quién será el responsable de tanta distorsión? ¿Quién pretende engañar a los propios miembros del Directorio con esta versión?”.

El 28 de Enero de 1958, conmemorando el natalicio de José Martí, se celebró un acto en Miami que tuvo como orador de cierre a Faure Chomón, éste sin el mayor respeto hacia sí mismo y hacia el resto de sus compañeros del Directorio, afirmó públicamente la apertura de un II Frente de Combate del Directorio Revolucionario en las montañas de Las Villas.

Era curioso, porque para abrir un Frente, Eloy estuvo en Miami y conversó con Faure Chomón, junto con otros miembros de esa organización y llegaron, incluso a acuerdos.

En aquel entonces, Eloy le dio al Directorio el contacto de la Importadora de Autos S.A., para que le enviasen las armas prometidas, con vistas a lograr una ofensiva del Frente. Pero las armas necesarias jamás llegaron, ellos mandaron equipos inservibles para ese propósito, obligándolos a abrir un Frente Independiente en el Escambray el 10 de Noviembre del 1957. Luego con dos meses de atraso, se adjudicaron el II Frente del Escambray al Directorio Revolucionario.

Pero nada de esto mermó el espíritu de lucha de este nuevo frente de guerra en Cuba, y al paso de los días, las circunstancias presagiaron que lo mejor sería hacer “borrón y cuenta nueva” con este penoso asunto.

“Nunca es tarde si la dicha es buena”, se dijeron los del frente del Escambray, cuando ellos recibieron el anuncio de la llegada de una expedición por Nuevitas, integrada por miembros del Directorio Revolucionario, quienes traían un gran cargamento de armas destinado al Escambray.

Esta actitud del Directorio cambiaba, definitivamente el curso de los acontecimientos, sólo les quedaba esperar con ansias que el cargamento de armas no fuese interceptado por fuerzas de la dictadura.

De inmediato fue suspendido todo tipo de contacto en la carretera próxima al campamento del Cacahual, incluso, se le enviaron instrucciones muy precisas a Ramón Pando Ferrer, responsable de la retaguardia de este frente, para que no utilizara las vías establecidas, para hacer llegar al Cacahual a Darío Pedrosa, quien estaba, por esos días oculto en Sancti Spiritus; ni tampoco a una mensajera enviada desde la Sierra Maestra por Fidel Castro, llamada Edelmira.

Todas estas medidas de seguridad las tomaron los alzados de Banao para mantener la zona totalmente tranquila y no malograr, por su parte, la llegada de los expedicionarios del Directorio Revolucionario.

Mientras Eloy esperaba a los hombres del D.R. ya él sabía las armas que ellos trasportaban, pues él las había visto en Miami cuando estuvo allí. Menoyo había pactado con Artola y los allí presentes que la organización que más armas y avituallamiento suministrara para ese frente de guerra, fijaría su nombre en el frente de guerra. Menoyo confiaba en que las armas que traía esa expedición todas se quedarían en el Escambray y entonces ese sería el II frente de guerra del Directorio Revolucionario, y fue cuando se tomaron todas las medidas para esperar a los expedicionarios.

En Santa Clara, que era lo mismo que decir de toda la isla, nos estaban pasando una cuenta por la rebeldía de los orientales, ya que nosotros nos habíamos sumado a ese esfuerzo de Frank País.

Además de los contactos personales de Roger, Menoyo Carrera, Anastasio Cárdenas y de los familiares de los alzados. Los de Artola eran Quintín Pino Machado, y Gustavo Arcos Bernés. Quintín estaba preso casi desde el principio, y Gustavo Arcos no regresó a Cuba, se quedó en México, y Centro América, mientras que Santiago Riera se había convertido en enemigo de los alzados del Escambray.

Esa era la situación que teníamos a la llegada de Menoyo, el cual tenía la propuesta de formar un frente unido de todas las organizaciones, que él representaba como jefe de acción del directorio.

Plinio Prieto de la organización Auténtica y un grupo de dirigentes del Movimiento 26 de Julio, estaban de acuerdo en producir ese frente, que pronto se nos uniría como así fue. Llegaron en diciembre Jesús Carrera, que fue fundador del M. 26 de Julio en el poblado de Fomento, y Darío Pedrosa que junto a su hermano Electo Pedrosa, tomaron el entrenamiento militar en los campamentos de Fidel en México. No los llevaron en el yate Granma, porque los dos eran muy gordos. Los dos juntos ocupaban el espacio que ocuparían 5 hombres delgados, y Anastasio Cárdenas, también militante del M. 26 de Julio y fidelista. En la entrevista de Artola y Menoyo, ya el primero tenía una gran desventaja y era que su movimiento lo abandonaba y lo desconocía. Con el tiempo Plinio se fue a Miami a buscar las armas que él decía que Prío aportaría a ese esfuerzo, y nunca más regresó ni envió ningún equipo de la Organización Auténtica. Parece ser que Fidel Castro conocía algo del plan original de Frank y Artola.

El punto de recepción fue coordinado en la carretera, a escasos kilómetros del pueblo de Banao. Sólo Ramón Pando conocía el lugar escogido porque él serviría de guía a la caravana para llevarlos hasta allí.

El 13 de Febrero de 1958, la emisora radial de Santi Spiritus, trasmitió en clave, a través del acostumbrado pensamiento martiano, que en la noche arribarían los expedicionarios y las armas. Enseguida comenzaron los preparativos y ya al oscurecer, un numeroso grupo de alzados fue situándose en la cuneta de la carretera, que une a Santi Spiritus con la ciudad de Trinidad, listos para actuar en el momento adecuado. Todos estábamos llenos de entusiasmo e impaciencia.

Mientras tanto Ramón Pando, acompañado de Darío Pedrosa y Edelmira, la mensajera de la Sierra Maestra, transitaba en carro, de un lugar a otro en la ciudad de Sancti Spiritus, comprobando la tranquilidad de la zona. Hasta que finalmente, divisó la caravana, y luego de intercambiar las señales convenidas, se situó delante del camión para que lo siguieran hasta llegar al lugar de recepción, en que esperábamos todos nosotros, los alzados del Escambray.

Ya en el mes de enero Faure Chomón, cuando cayó Enrique Villegas, en la voz del D.R. dijo públicamente desde Miami, que Villegas era un miembro del D.R., cosa que era mentira. Faure mentía muy a menudo, pues cuando el que escribe cayó en una emboscada del ejército en el Valle de Guanayara en el mes de mayo donde murieron Julito López e Irán Rojas, nosotros oímos cuando decían por la radio de Miami, que éramos miembros del D.R., cosa que no era verdad”. Miguel García Delgado

P.D.: Continuaremos con la llegada de la expedición del Scapede al Escambray.

Un abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: