TARAS SHEVCHENKO EN KANIV

28 04 2013
Mausoleo de Tarás Shevchenko

Mausoleo de Tarás Shevchenko

París, 24 de abril de 2013.

Recordada Ofelia:

En 1044 el príncipe kievita Yaroslav el Sabio construyó una fortaleza fortificada en la orilla derecha del río Dniéper a 162 kilómetros de Kiev. Poco a poco surgió un pueblito que fue creciendo hasta que en 1239 los tártaros lo destruyeron por completo. Fue reconstruido y a partir del siglo XIV perteneció a los lituanos y a los polacos. Actualmente el pueblo de 26 000 habitantes, es conocido como el sitio donde está enterrado el poeta nacional ucraniano Tarás Shevchenko (1814-1861), por tal motivo mucha gente acude a Kaniv.

En conformidad con su Testamento, sus restos fueron trasladados desde San Petersburgo y enterrados en la Colina de Tarás. En 1939 allí fue colocada una gran estatua de granito del poeta y construido el museo dedicado a su obra. El Parque Nacional surgió en 1925 en el territorio situado alrededor de la colina y hogaño ocupa más de 2 000 hectáreas que se extiende por varias colinas e islas de esta zona.

Testamento de Tarás Shevchenko (Actual himno nacional ucraniano)

Cuando yo muera, enterradme
en una tumba allá arriba,
sobre un cerro que domine
toda mi Ucrania querida.

Que inmensos campos se vean,
y al Dniéper con sus colinas
que se le vea y que se oiga
como ruge y como grita.

Cuando el Dniéper desde Ucrania.
al mar azul lleve en clamor,
de todos sus enemigos,
la sangre, entonces yo

dejaré campos y montes
y he de volar hasta Dios
para rezar. Y antes de esto
a Dios no conozco yo.

Y después de sepultarme
alzaos, romped las cadenas,
rociad con sangre enemiga
la libertad, que es tan vuestra.

Y a mí, en la familia nueva
no me olvidéis, acordaos
con palabras dulces, buenas.

Del puerto fluvial se puede llegar hasta el monumento por una ancha escalera de 300 escalones, la cual se interrumpe por varias terrazas; también se puede subir por un sendero entre los bellos árboles del parque o por una calzada.

La tumba del poeta se encuentra al pie del gran monumento. Está casi cubierta por ramos de flores, que venden unas babuchkas en el embarcadero. Detrás de él se alza el gran museo de mármol blanco y de estilo neoclásico. En él se pueden admirar: cuadros, fotos, muebles, libros, manuscritos y todo tipo de documentos que pertenecieron o tienen relación con el gran poeta.

Desde el portal del museo se puede observar una magnífica vista sobre el Dniéper y los bosques el Parque Nacional.

A sólo unos 200 metros se encuentra una pequeña casa de campesinos, donde el poeta fue alojado varias veces. Ella ha sido restaurada y amueblada al estilo ucraniano campesino. A su costado se puede ver la tumba del campesino que dedicó su vida a la memoria del poeta.

Tomamos un taxi para ir a visitar la extraordinaria Catedral de la Dormición de la Virgen (1147). En su jardín se alza el monumento en bronce a La Patria, que representa a una mujer de unos diez metros de altura con un bebé en los brazos.

La vida del gran poeta fue extraordinaria. De niño era siervo de un tal Pavel Engelhardt en la ciudad de Vilnus, el cual lo azotó cuando tenía 14 años, por estar pintando a la luz de una vela cerca de un cuadro. Gracias a la esposa de este hombre, que se dio cuenta de que el chico tenía talento, Tarás pudo asistir al curso de pintura que impartía Yan Roustem en la Universidad de Vilnus. Cuando la familia se trasladó a San Petersburgo, Tarás pasaba su tiempo libre dibujando las esculturas de los jardines de la ciudad. Logró conocer a varios importantes pintores de la culta ciudad, entre ellos al célebre Karl Briullo, el cual organizó una lotería y con los 2 500 rublos de ganancias pudo comprar la libertad de Tarás el 5 de mayo de 1838. Posteriormente el pintor y poeta le dedicaría su poema Kateryna en signo de agradecimiento.

En 1840 publicó en San Petersburgo sus primeros poemas bajo el título de Kobzar, seguidos por Haidamaky (1841) y La Balada de Hamaliia (1844).

Tarás viajó a su Ucrania natal en 1843, 1844 y 1845 para ver a sus padres y pudo constatar la destrucción de su país y la represión zarista sobre el pueblo. Por tal motivo hizo un álbum de grabados sobre las ruinas históricas, los monumentos y la cultura ucraniana que tituló “Ucrania pintoresca”. Después de terminar sus estudios en la Academia de Bellas Artes en 1845, se hizo miembro de la Comisión de Arqueología, gracias a lo cual conoció a muchas personalidades importantes y pudo viajar a lo largo y ancho de Ucrania. Se lanzó en una campaña para abolir el vasallaje y por la igualdad social, por lo cual fue arrestado en 1847 y encarcelado en San Petersburgo. Sus poemas satíricos contra el zar provocaron que toda su obra fuera confiscada por la policía . Fue enviado al exilio como soldado a orillas del Caspio y el propio zar Nicolás I dio la orden de impedirle pintar o escribir.

Pero Tarás seguía escribiendo versos contra la opresión y por la Libertad de Ucrania en minúsculos cuadernos que escondía en sus botas. Logró escribir a escondidas varias novelas y pintar acuarelas.

Lo liberaron de su exilio militar en 1857, pero le fue prohibido volver a Ucrania hasta el 1859. Allí lo detuvo la policía y lo enviaron a San Petersburgo, en donde estuvo bajo vigilancia policiaca hasta que murió en 1861. Fue enterrado en esa ciudad, pero sólo dos meses después sus restos fueron trasladados a su querida Ucrania.

Esa noche continuamos viaje hacia Kiev, capital de Ucrania, en donde pasamos los dos últimos días de nuestro viaje.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: