EL PALACIO DEL GRAN KHAN EN BAKHTCHISSARAÏ

2 03 2013
Detalle de la “Fuente de las Lágrimas”

Detalle de la “Fuente de las Lágrimas”

París, 2 de marzo de 2013.

Querida Ofelia:

Te sigo contando nuestro viaje por Ucrania. Ayer me quedé narrándote cuando pasamos por el hoy bello Valle de la Muerte, que lleva bien su nombre, debido  a la sangrienta batalla que allí tuvo lugar.

Una media hora más tarde llegamos a Bakhtchissaraï, la antigua capital de los tártaros de Crimea . Su nombre significa “palacio jardín”.

Los tártaros de Crimea fueron reunidos por orden de Stalin , montados en vagones de trenes el 18 de mayo de 1944 y expulsados directamente hasta Asia Central. El dictador decidió castigar de esa forma a todo un pueblo por “haber colaborado con los alemanes durante la ocupación”. No tomó en cuenta que más de 9 000 soldados que combatieron formando parte del Ejército Rojo eran tártaros,  ni que otros miles de ellos habían combatido como guerrilleros contra los alemanes. Fueron  250 000 los tártaros deportados de Crimea (más de la mitad de ellos murió durante el viaje de sed y hambre), además de 35 000 búlgaros y armenios.

A partir de 1988, gracias a la autorización del gobierno, algunos ancianos que fueron deportados, comenzaron a regresar a su tierra natal con sus  descendientes. Según un reciente censo, ya son 250 000 y representan el 10% de la población, mientras que en 1930 formaban más de la tercera parte de la población. Las mezquitas han sido reconstruidas, otras están en construcción, así como las escuelas coránicas y los cementerios están siendo restaurados.

El Palacio del Gran Khan (Hansaray) parece salido de “Las mil y una noches”.

DETALLE DEL EXTERIOR EL HAREM EN EN PALACIO DEL GRAN kHAN

Cuando Catalina II ordenó la destrucción de todas las mezquitas de Bakhtchissaraï, “perdonó” al palacio, pues lo encontró “muy romántico”. El encanto del palacio es extraordinario, la decoración y los minaretes fueron construidos en el siglo XVI por arquitectos persas, otomanos e italianos. Se entra por la Puerta Demir Qapi, de estilo renacentista veneciano y se llega al primer piso a la derecha a  La sala  del Sofá, donde el Gran Khan se reunía con los nobles para tomar decisiones importantes. Entre las numerosas fuentes que se encuentran en los bellos jardines se destaca la Fuente Dorada (1733) cubierta de oro y la celebérrima Fuente de las lágrimas (1764)  junto a la cual se alza una columna con un busto del gran poeta Pushkín en bronce. Él inició la tradición de colocar cada día dos rosas, una amarilla símbolo de la tristeza y una roja símbolo del amor.

La Fuente de las lágrimas ilustra maravillosamente el encuentro fructuoso entre el arte y el amor. Ella fue construida por El Gran Khan Giri, cuyo duro corazón sufría a causa de un amor no correspondido por la belleza polaca Dilara Bikez, la cual vivía encerrada en su Harem. Ella se le resistió hasta el mismo día de su muerte a causa de la tristeza que le producía el estar encerrada. Las penas del Gran Kan fueron tan grandes, que nadie podía comprender como un hombre de carácter tan fuerte podía llorar como un niño constantemente. La corte inquieta, ordenó al escultor persa Omer que esculpiera una fuente en recuerdo de Dilara. Se trata de un muro de mármol blanco con relieves de flores, una gota de agua se desliza desde la más alta, cayendo de un relieve a otro, hasta que termina su recorrido en la que está al pie de la fuente donde cada día se colocan las dos rosas naturales de las cuales a te escribí el significado más arriba.

Cuando el gran Pushkín visitó el palacio, quedó maravillado ante la belleza y los símbolos de esta fuente. Le escribió en 1823 un poema bellísimo: “La fuente de  Bakhtchissaraï”. Fue este poema el que salvó  todo el palacio de ser dinamitado por Stalin, pues convencieron al dictador que sería destruir también un símbolo ruso: el del poema de Pushkín. También el poeta polaco Mitskevitch, que vivía exiliado en Odessa, quedó encantado por la fuente y le dedicó “Los sonetos de Crimea”.

Detrás de la mezquita se sitúa el pequeño cementerio de los Khanes (siglos XVI-XVIII), en él reposan 56 miembros de la Dinastía Guireï  y se encuentra también el Mausoleo de Dilara Bikez, la célebre belleza polaca que “embrujó” al Gran Khan.

La mezquita del palacio (siglo XVI) fue restaurada y funciona como tal actualmente. Mientras visitábamos el palacio pudimos escuchar la llamada a orar desde lo alto del minarete. Esto provocó que nuestra guía  se disgustara y me dijera: “ésto es una desgracia, han permitido que los tártaros regresen, después que Stalin nos los había quitado de arriba y ahora nos invaden y se creen que tienen todos los derechos”. Como tú me conoces bien, no respondí nada, pues si lo hubiera hecho creo que habría desencadenado un incidente muy poco diplomático ante tal expresión inadmisible de racismo.

Es impresionante el Pabellón de Verano (siglo XVIII), cómodos sofás cubren el piso junto las paredes, mientras que las ventanas están cubiertas por vitrales de bellos colores y al centro se encuentra una hermosa fuente de mármol blanco.

El espléndido Harem es el único que ha logrado llegar hasta nuestros días de los cuatro que existían en el palacio. Junto a él se alza La Torre del Halcón.

De esta crónica, como de todas las anteriores que te he escrito tengo numerosas fotos, que puedes encontrar en mi página de facebook: Félix José Hernández París. Aquí sólo puedo colocar una.

En la próxima te contaré el viaje por Yalta y sus alrededores.

Te quiere siempre,

Félix José Hernández.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: