El Caso del Pueblo de la Tribu Yaqui, Sonora, México. Seminario sobre Tratados, convenios y otros acuerdos constructivos

5 08 2012

Presentación de Saúl Vicente Vázquez, miembro del Foro Permanente de Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas.
Ginebra, Suiza
16-07-2012

MONOGRAFÍA:

Los yaquis se identifican a sí mismos y a los mayos como Yoremes, palabra que significa hombre o persona.

Las tierras ancestrales del Pueblo o Pueblo Yaqui se encuentran al suroeste del estado de Sonora, México.

El territorio tradicional y reconocido del Pueblo se encuentra fraccionado en cuatro municipios: Guaymas, Bácum, Cajeme y Empalme.

El conjunto del territorio comprende tres zonas diferenciadas: el área serrana -la sierra de Bacatete-; una zona costera, que abarca los poblados vecinos de Guásimas y Bahía de Lobos; y el valle, en donde se localizan las tierras irrigadas.

La Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales hizo un estudio en 2003, donde informa que la población total del Pueblo es de 27,500 Yaquis sin considerar la población yaqui que se encuentra afuera.1 Para el 2010 eran poco más de 30, 000.

Los ocho pueblos tradicionales son, de sur a norte: Loma de Guamúchil, Loma de Bácum, Tórim, Vicam, Pótam, Ráhum, Huirivis y Belem.

Gobierno Tradicional y Tenencia del Territorio:

El gobierno del Pueblo Yaqui es de Nación autónoma. Su presente formación de gobierno fue formada frente a la colonización, por convenio entre los 8 pueblos de la Nación.

Cuando el asunto se refiere exclusivamente al pueblo interesado, cada pueblo se representa autónomamente en las gestiones que llevan acabo.

En asuntos que afectan toda la Nación, (como la salvaguarda de la integridad territorial de la Nación, la disposición del agua para uso agrícola, la explotación de recursos naturales, terrestres o marinos, la protección de la fauna y flora silvestre, etc.) su representación es atendida en conjunto por los 8 gobernadores de los 8 pueblos.

En asamblea se elige anualmente al gobernador de cada pueblo, pudiendo ser ratificado.

Los cargos son: Gobernador, Pueblo Mayor, el Capitán, el Comandante, y el Secretario.

Incluyendo las tierras despojadas por una sucesión de presidentes de México, se estima que el territorio llegó a ser de cerca de 600,000 hectáreas.

COSMOVISIÓN:

La cosmovisión Yaqui contiene mucho que se relaciona con la tierra y la naturaleza. El venado, por ejemplo, es sagrado y forma un importante elemento de la danza y ceremonias tradicionales que se celebran por todo el año en distintas ceremonias.

La Lucha Histórica sobre sus Tierras Ancestrales:

La confrontación de Pueblo Yaqui con el colonialismo Español se inicio en 1533, cuando Diego de Guzmán cruzó el Río Yaqui (Hiaquími) .

En 1609, el Capitán Hurdáide emprendió la conquista del Pueblo Yaqui sin dominarlos. En 1624 dos misiones Jesuitas llegan al valle de Río Yaqui. Durante este periodo se llevó a cabo la concentración de los yaquis en los ocho pueblos tradicionales.

Desde entonces sufrieron presiones por parte de la gente blanca, quienes insistían en apoderarse de su territorio.

Frente a esto, en 1740 los Yaquis y Mayos llevaron a cabo un levantamiento, el primero en la época de las misiones jesuitas. Las confrontaciones siguieron hasta el siglo XIX.
El Reconocimiento de las Tierras y Territorios de la Nación Yaqui, por Acuerdo firmado con la Corona de España:

Los archivos del Pueblo Yaqui indican, por ejemplo, que en el 20 de marzo de 1825 se estableció un acuerdo entre las autoridades Yaqui y Mayo, de todos los 8 Pueblos Yaqui, con el Gobernador del estado, Sr. Simón Elías González:

“estoy muy contento y les agradesco que en mi Categoría de Gobernador de mi Estado les reconozco su [d]erechos a toda la Tribu Yaqui a sus Gobernantes (COVA NAGUIS) a sus Capitanes y tropa en general, les hago presencia y estoy conforme de Decreto que tienen en su poder del Escrito Firmado en el año de 1615 por el aquel entonces Rey Español Felipe III, Rey de España[….] y para finalizar dijo Elias Gonzales Gobernador del Estado, Igualmente les propongo la paz en la misma forma que lo dictó el Rey español Felipe III, de cómo lo expuso el Virrey de la Nueva España, y como lo dictó el Gobernante Diego Martinez de Hurdaide, que propuso lo Siguiente; en el año de 1615,
1a (___)
2a (___)
3a (___)
4a (___)
5a Y ultima.- Que autorizamos entregarle un decreto Firmado, por Vuestra Majestad Felipe III Rey de España y Reconociese por el padre Provincial de Mejico, y de la Nueva España los terrenos que les pertenece por competencia y que conocen Ustedes de Norte – Sur y del Este a Oeste a confina a los terrenos de cada Tribu.”2

Este acuerdo fue firmado por las autoridades participantes. Es un reconocimiento formal de la Corona Española de las tierras y territorios de la Nación Yaqui.

Sin embargo, a finales de 1890 cincuenta familias blancas se establecen cerca de Bácum. En 1893 se establece una colonia de no indígenas en Vícam. Incursiones de colonos fomentaron otra rebelión que termina con otro acuerdo de paz (la paz de Ortiz) el 15 de mayo de 1897, firmado entre el Gobierno Estatal y el Jefe Yaqui Juan Maldonado “Tetabiate”.

La Persecución y despojo Contra el Pueblo Yaqui:

Durante el periodo conocido como las Guerras del Yaqui, sufrieron las mayores pérdidas de vidas humanas y de sus territorios.

Durante el Porfiriato se intensificó la ofensiva: En 1890 el presidente Díaz otorga a Carlos Conant Maldonado por decreto la concesión del gobierno federal para aprovechar las Tierras, territorios y aguas de los Ríos Yaqui, Mayo y Fuerte, incluyendo todo el territorio tradicional del Pueblo Yaqui.

En 1900 ocurre la matanza de Yaquis en el Cañón del Mazocoba, en la Sierra del Bacatete .

De lo acontecido en 1900, el gobierno mexicano formula el plan de deportación masiva de Yaquis, la gran mayoría a trabajar como esclavos en plantaciones de henequén en Yucatán, sin reparar en género ni edades, al grado del genocidio.

Para 1901, ya estaban deslindadas 300 manzanas de 400 hectáreas cada una en el Valle del Yaqui. Pocos años después, la Sonora & Sinaloa Irrigation Company quebró y tomo su lugar la Richardson Construction Company de capital norteamericano. El trazo realizado por la Richardson Construction Company sirvió para afectar y deslindar territorio del Pueblo Yaqui, despojándolos de sus territorios ancestrales.

La Revolución Mexicana y El Pueblo Yaqui:

En el conflicto revolucionario hubo una importante participación yaqui, la Revolución Mexicana dio a los Yaquis la oportunidad de participar en la vida de México al nivel nacional.

Al triunfo de la Revolución Mexicana, se iniciaron diálogos entre el gobierno y las autoridades “tradicionalistas”3, culminando en un propuesto pacto, el Convenio de Tacubaya, de Septiembre de 1911 celebrado entre el Pueblo Yaqui con el presidente Francisco I. Madero.

El Convenio estaba relacionados con la devolución de sus tierras, la desmilitarización y el restablecimiento de las formas de gobierno tradicional. El proyecto de convenio no se implemento y se vio truncado con el acontecimiento de la decena trágica de febrero de 1913, en donde pierde la vida el presidente Madero.

En 1920 llega a la Presidencia el General Álvaro Obregón, quien también había prometido reconocer el territorio del Pueblo Yaqui.
Falto a su promesa y los Yaquis retomaron su lucha y realizaron levantamientos armados hasta 1929.

El Decreto de Lázaro Cárdenas:

El General Lázaro Cárdenas asume la Presidencia de México en 1934.

El 27 de octubre de 1937, reconoce y restituye sus tierras y aguas al Pueblo Yaqui, sin definir los limites.

El 30 de Septiembre de 1940, por decreto firmado en Torreón, Coahuila, el Presidente Lázaro Cárdenas y el Jefe del Departamento Agrario Gabino Vásquez, se expidió la Resolución en la que se precisaron los límites de las tierras restituidas al Pueblo Yaqui:

“Vistos el acuerdo presidencial dictado el 27 de octubre de 1937, restituyendo las tierras de riego, de pastos, montes y cerriles reconocidas a la Tribu Yaqui, del Estado de Sonora, y las disposiciones presidenciales de 10 y de 12 de junio de 1939, sobre el mismo asunto, se expide la presente resolución en donde se precisan los puntos a que se sujetará el deslinde y amojonamiento de las tierras que se restituyen y que servirá de titulación definitiva en favor de los núcleos de población de la propia Tribu..”

De esta manera se les ratificó la posesión de 485 235 ha reconocidas como territorio exclusivo. Con estos acuerdos se perdieron dos poblados tradicionales, Cocoryt y Bácum; para reestablecer los ocho pueblos originales se fundaron Loma de Guamúchil y Loma de Bácum.

Otros Acuerdos Constructivos:

Lo anterior, coloca al proceso de la Tribu Yaqui en México en la condición de lo que el Relator Especial llamó “Otros acuerdos constructivos”4, en virtud de lo establecido en los siguientes parágrafos:

128. En cuanto a la expresión cuasijurídica “otros acuerdos constructivos”, se recordará que el Relator Especial ya la definió desde el comienzo como “cualquier texto jurídico y otros documentos que representaran una participación consensual de todas las partes en una relación jurídica o cuasijurídica” 43/.5

134. Estos regímenes de autonomía han tenido (o pueden tener) ciertas ventajas para los pueblos indígenas. En el caso de Panamá, por ejemplo, la autonomía ha permitido que el Estado reconozca a las autoridades políticas tradicionales de los indios kuna, en particular al Congreso General Kuna, que puede ejercer cierto control sobre las políticas de desarrollo dentro del territorio indígena.

144. Se deduce que la categoría de “otros acuerdos constructivos”, aunque se agregó tardíamente al mandato del Relator Especial, ha revelado poseer una particular importancia en la medida en que permite identificar y establecer en su momento unas sólidas bases para unas nuevas relaciones futuras más equitativas entre los sectores indígenas y no indígenas de la sociedad.

Toda vez que nunca fue establecido formalmente por el Estado. Continuó paulatinamente el despojo del territorio y las aguas del Pueblo Yaqui.

En 1996, el Presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León se comprometió a crear una comisión de trabajo para llegar a una solución consensuada para el problema de los territorios ancestrales..

Pero en 1997, con fecha 10 de enero, se publicó en el Diario Oficial de la Federación un Decreto expropiatorio por el Presidente Zedillo, en el que convalidó la propiedad ejidal sobre 431 hectáreas de riego en favor de 6 núcleos de población ejidal y ponía a disposición del Gobierno del Estado 40,499 hectáreas del territorio Yaqui.

Frente a esta situación, el 8 de julio de 2003, deciden recuperar sus tierras en el cual ratifican el Decreto de Cárdenas sobre sus tierras ancestrales, desde la interpretación del Pueblo Yaqui, con su propio recorrido de los puntos naturales conforme al Decreto, y con la ejecución propia de la resolución presidencial.

La Constitución Política de México:

1.- Artículo 27:
VIII. Se declaran nulas:
a. Todas las enajenaciones de tierras, aguas y montes pertenecientes a los pueblos, rancherías, congregaciones o comunidades, hechas por los jefes políticos, gobernadores de los Estados, o cualquiera otra autoridad local, en contravención a lo dispuesto en la ley de 25 de junio de 1856 y demás leyes y disposiciones relativas;
 
b. Todas las concesiones, composiciones o ventas de tierras, aguas y montes hechas por las Secretarías de Fomento, Hacienda o cualquiera otra autoridad federal, desde el día 1o. de diciembre de 1876 hasta la fecha, con las cuales se hayan invadido y ocupado ilegalmente los ejidos, terrenos de común repartimiento, o cualquiera otra clase pertenecientes a los pueblos, rancherías, congregaciones o comunidades y núcleos de población;

El acuerdo de Cárdenas de 1937 y el Decreto de 1940, expropió tierras y territorios ancestrales sin decreto de expropiación y sin las razones requeridas por la constitución y sin compensación. La protección acordada a tierras de los pueblos no fue proveída. Las concesiones de tierras y aguas a las compañías transnacionales así como la Richardson y otras sociedades y latifundistas, que exceden mas de cincuenta hectárea, hechas después de 1876, no fueron declaradas nulas referente al derecho a la propiedad del Pueblo Yaqui, y no fueron regresadas.

2. En materia del derecho a la libre determinación, la Constitución lo reconoce en su: Articulo 2, 2A.V., 2AIV, 2AV, y B; el derecho al desarrollo, y la defensa de sus tierras, territorios y recursos naturales en el Articulo 2, B.IV, B.VIII, B.VIII, y B.IX.

Como señaló el Relator Especial Rodolfo Stavenhaguen:
20. En algunas partes las comunidades indígenas no poseen seguridad jurídica en cuanto a la tenencia de la tierra, por la lentitud y la corrupción que ha caracterizado a los tramites agrarios, así como los intereses de diversos particulares. El Relator Especial fue informado de casos que involucran a los indígenas Yaquis de Sonora, huicholes de Jalisco, tarahuamaras de Chihuahua y huaves de Oaxaca entre otros.6

De igual manera se han retrasado las decisiones de los organismos internos, para la solución de conflictos desde la SRA, pues siempre han engañado al Pueblo Yaqui.

Por lo tanto podemos decir que los recursos locales se han agotado.

Para resolver el conflicto sobre la tierra, territorio y recursos naturales del Pueblo Yaqui se necesita una solución global, que incluya una resolución sobre:

El despojo de las tierras ancestrales, incluyendo a los Pueblos Cócorit y Bácum en 1937 por el Decreto Cárdenas;
El incumplimiento del Decreto Cárdenas sobre el reconocimiento formal y deslinde de sus tierras ancestrales actualmente reconocidas;
La perdida de tierras ancestrales por el Decreto de Zedillo en 1997;
La propiedad, el uso y control de las aguas del Río Yaqui así como las reconocidas por el Decreto Cárdenas.

Lo anterior podría ser considerado dentro de la categoría de “otros acuerdos constructivos” para la resolución de este conflicto. Considerando lo establecido en el artículo 1 de la Constitución mexicana:

Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.7

Y en el marco de lo que establece el artículo 37 de la DNUDPI.

Finalmente, Sr. Presidente, dejo las siguientes preguntas para la reflexión:

-Qué tenemos que hacer después de este Tercer Seminario?
-Cómo pueden los PIs, que tienen Tratados anterior al establecimiento de los actuales Estados Nación, hacer valer estos Tratados en la actualidad?
-Deberían acudir a la Corte Internacional y apelar al reconocimiento de la continuidad histórica de su Soberanía? Por ejemplo la nación Mapuche o la nación Hawaii? Para no referirnos sólo a los PIs del Norte de América.
-Qué deben hacer, y ante que mecanismos de la ONU pueden acudir los PIs que tienen otros “acuerdos constructivos”. El caso de la Tribu Yaqui se encuentra actualmente en la CIDH.
-Será necesario establecer un nuevo mecanismo para la atención de este tipo de conflictos, o plantear reformas a los actuales mecanismos? Y a cuáles?

Xquídxepe láatu, biche ne bizaana ca
Muchas gracias hermanas y hermanos.
16-07-2012.

7- http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/cpeum.htm

Anuncios

Acciones

Information

One response

7 08 2012
7 de agosto de 2012

[…] El Caso del Pueblo de la Tribu Yaqui, Sonora, México. Seminario sobre Tratados, convenios y otros a… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: