El poder y las banalidades del sistema tribal africano

8 06 2012


Por: Brunilde I. Palacios Rivas y Antonio José Guevara
Fecha de publicación: 16/03/11
imprímelo
Es muy banal e irresponsable e irrespetuoso dejar a un lado la problemática que tiene que ver con la participación de los africanos dentro del negocio de la venta de seres vivo (que ya tenía sus raíces en África a través de los Árabes, los cuales son los culpables de su internacionalización), es tamaño error ocultarlo y algo que lo demuestra, es lo que está sucediendo con Sudan y actualmente con Libia, donde los africanos en combinación con el imperio quieren partirla en dos y crear un nuevo estado (Demostrándose que siempre los africanos están en el juego y en el negocio). Pero éste es el producto que se impuso dentro de las dinámica de un sistema, donde la vida no importaba nada y donde sus congéneres fueron transformados en productos para apropiarse de su voluntad y aspecto físico, puesto que su obediencia respondía y estaba encubierto dentro de la solemnidades de un sistema religioso complejo y cerrado, convertido en una herramienta para la expropiación.

Por ello mantenemos que El Sistema Religioso tuvo una gran influencia en la creación del Sistema de la Trata Negrera; el cual era cruel, inhumano, basado en la acumulación y en principio que tienen que ver a lo interno con la economía africana (Por eso los jefes de tribus pudieron hacer y obtiene grandes privilegios y muestra de ello, lo podemos ver en lo que hoy está sucediendo en Camerún y Sierra Leona, considerada el segundo pulmón del mundo y el mayor reservorio de diamantes, teniendo su centro de negociación en Francia y donde se negocian toneladas de madera por armas en plena presencia del poder africano), puesto que no importaba si eras africanos o miembros de sus mismas tribus, porque se les veía como un producto, cosa o Pieza de India y es una de las cuestiones en que no se quiere profundizar y por ello se omite, se deja a un lado (como un coroto), como no queriendo aceptar que somos el productos de un desarraigo, de una venta para fortalecer el tránsito hacia el Capitalismo Liberal, y no es posible que algunos sectores en el país se cobijan bajo la actitud de no reconocer que el sistema tribal africanos (principalmente los Árabes) estaban demasiados enlodados en la Trata Negrera. Participación que fue contundente y de mucha importancia, producto de un proceso de acumulación originaria, ya que el producto que se comercializaba eran vidas humanas (donde la peor parte la llevaba la mujer africana, lo que quiere decir que era sociedades muy primitivas gobernadas por un sistemas de formas elementales, caracterizadas por culturas mecánicas, donde prevalecía la imposición del tótem, en base a un sistema de creencia impuesto y donde los jefes eran dueños de la vida de quienes estaban en sus predios por voluntad divina, y donde un jefe se daba o se da el cache de tener todas las mujeres que pretendía y un hombre común comprar las que quiera y pagar por ellas un precio en dinero, producto, propiedades, animales, etc. Porque para el sistema son consideradas cosas, piezas de intercambio que pudieran sea cambiadas por otros objetos y por ello no les importó el trato cruel, impío que se le dio), porque en África se tenía claro quien ejercía el poder y los europeos no eran ningunos tontos y supieron sacar provechos de esa realidad, donde el imperativo se imponía en la apropiación del conocimiento sobre las formas elementales de la vida religiosa (revisar los estudios de Frase, Durkheim sobre el tema y la imponencia del evolucionismo de Darwin que predicaba al más acto). Por ello decimos.., que África nunca se preocupó por el trato que se les dio a nuestra ascendencia, porque no les importaban, puesto que al Sistema Tribal Africano estaba muy comprometido con el problema religioso y éste se había convertido en una herramienta que se asumió como un proceso que implicaba una tensión permanente entre los sujetos que entran en relación con el factor de persuasión (Como toda relación de poder, se impone una moral cuando se está bajo el poder de otro, por ello el papel jugado por la Iglesia Católica).

Por eso muchos autores sostienen que el poder tiene variadas fundamentaciones doctrinarias, las cuales dependen de tiempos históricos distintos y de parcelas de dominio que no pueden encerrarse en el mismo campo, en el que el Sistema Religioso Africano fue y es una forma de poder, la cuales tienen una gran influencia en las relaciones sociales que se describe como influencia o como dominio epistémico que se ejerce, siente y padece, en las relaciones poseedor-poseído, donde no se ve, ni se huele, ni se toca. Somos conscientes de las operaciones de la mente, pero el poder no es una operación más, sino algo que las acompaña a todas como condición suya. Aparece en nuestra conciencia como un concepto necesario. Que a veces, en el sentido propio de la palabra, nos resulta menos evidente si se piensa que la conciencia es aquel poder de la mente por el cual se tiene un conocimiento inmediato de las propias operaciones. Casualmente el trato diario, periódico, habitual, cotidiano entre unos y otras fue construyendo el tejido propicio para el acercamiento. Lo cotidiano no se refiere exclusivamente a lo que acontece en el ámbito privado, por el contrario, la vida cotidiana se construye por prácticas, lógicas, espacios y temporalidades que garantizan la reproducción social, además de la imponencia del que posee el mayor fuego simbólico. En lo cotidiano entran acciones, hábitos mentales y rituales. Así, la vida cotidiana no puede pensarse al margen de las estructuras que la producen y que son simultáneamente producidas y legitimadas por ella. Sus mecanismos y lógicas de operación constriñen a los actores sociales, les imponen unos límites y unos modos de operación aunque dejando un espacio también para la improvisación; lo mismo para hacer frente a situaciones desconocidas como para incorporar desde el orden social elementos novedosos. En este sentido al querer invisibilizar esa realidad, no se dan cuenta que se está cometiendo una injusticia, puesto que los hechos históricos están allí, esperando que sean aclarados para que la verdad se manifieste y la impunidad no se haga manifiesta.

A veces nos preguntamos ¿Dónde estaba África, cuando se vendían a sus originarios, a sus hermanos, hijos, hijas, abuelos, etc.?, la lógica nos dice que estaban demasiados imbuidos, ocupados en tal negocio.., pero lo que nunca se imaginaron era, que esos negros que ellos vendieron se iban a convertir en ciudadanos, con una nacionalidad que los caracteriza como miembros de un país, además que se convirtieron en creadores de la Cultura Negra y que además iban a gozar del reconocimiento como seres humanos de la Humanidad ¡ Tamaña Sorpresa!

Por ello no entendemos que se les quiera dar hoy un premio a quienes vendieron nuestra ascendencia histórica y se eche a un lado.., la participación de los africanos dentro del Sistema de la Trata Negrera y que no se quiera reconocer que lo que está en juego…, es la venezolanidad, lo cual de manera solapada se puede intuir, puesto que nota el desprecio que se tiene a las posturas del Libertador Simón Bolívar, y a la formas como éste vislumbro la creación de la República que tanto aspiró, soñó y para ello era necesario que se le diera a las poblaciones negras el reconocimiento de ciudadanos venezolanos que después de doscientos años, hay quienes pretenden negar su venezolanidad para reconoce como africanos y tirar por el suelo tal ideario.

Puesto que es un asunto de poder que se encontraba desplegándose e institucionalizándose internacionalmente (que es diferente), y por ello, siempre hemos dicho que somos venezolanos creadores de la cultura negra, ya que por encima de nuestras cadenas (impuesto por el Sistema Tribal Africano y Europeo), nuestra ascendencia fue capaz de entender lo que les estaba pasando, puesto que tenían conciencia de la dinámica histórica que estaban viviendo, como de la necesidad de su apropiación, porque se presentaba una oportunidad para ser reconocidos y la supieron aprovechar…, dentro de esa estructura de contradicciones, de explotación, dominación y agresión simbólica que permitió que los constructos para la dominación y la dependencia se impusiera como tipos ideales, los cuales fueron utilizados para la imposición del logo centrismo y el afrocentrismo, que los conllevó a negar su estética, construyendo hegemonía frente colectivos de menor impacto. Por lo tanto, no fue fácil nuestra aceptación como poblaciones que nos habíamos convertido en originarios de los incipientes estados nación que se estaban emergiendo en un ambiente donde no se reconocía que éramos el producto de los cambios que se dieron y que vinieron a influir a la nueva estructura social venezolana (aunque se siguió manteniendo los mismos paradigmas que mantenían al estado social europeo), lo cual conllevó a una serie de conflictos que trajeron como consecuencia que la esclavitud se remozara y adquiriera otro carácter, donde las ventajas fueron a favor de los caudillos y de los hacendados (Se abolió la esclavitud, con grandes pérdidas para el estado venezolano y un gran negocio para los caudillos y dueños de haciendas, en vista que los negros quedaron desprovisto de tierra y dineros para su sustento y sobrevivencia, lo cual conllevó a que el vinculo con los hacendados se acentuara, profundizándose el conuco como un sistema de explotación y de neocolonialismo, ya que se impulsó la figura jurídica del arrendamiento, donde la convención no fue a título oneroso para los negros venezolanos), aunque tardíamente se comprendió la importancia estratégica para que se incorporaran a las luchas de independencia que se venían gestando en nuestro país y por ello se promulgó una serie de decretos, leyes en Pro de su abolición y fue en 1854 (con la llegada al poder del General José Gregorio Monagas) que se tuvo garantía de una acción jurídica que puso en vigencia su liberación con la puesta en marcha de una justa indemnización que contribuyó acrecentar las arcas de los hacendados.

Es por ello que venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo que el término “afrodescendencia”, es antijurídico, intrascendente, antihistórico que irrumpe en contra de las fuentes que sirvieron para crear la República (1811), donde no se explica que se utilice este momento, en el que la Revolución Bolivariana está propiciando un nuevo sistema de participación centrado en la cohesión, participación y corresponsabilidad que incluye el relanzamiento de nuevos paradigmas que vienen a favorecer una generación de alternativas que están auspiciando un sistema que implican una serie de procesos con el propósito que transfieran su efectividad dentro del contexto local y para ello se hace necesario adecuarlos dentro de una serie de principios y valores consustanciados con el proceso histórico que estamos viviendo, en donde la participación debe conllevar a la cimentación de una visión compartida que genere un pensamiento holístico en función de concebir un ciudadano que tenga una capacidad de comunicación proactiva que a la vez pose a un esquema conceptual actualizado y socializado, con el propósito de que se pueda discernir en cuando al uso agudo de herramientas que confieran su formación particular, lo cual implicaría compartir una imagen de futuro que permita el desarrollo de la energía generativa de lo humano, con la finalidad de afirmar la nacionalidad venezolana y reconstruir un país más justo y ético que tome en cuenta la importancia que tienen los principios y valores para el desenvolvimiento de sus potencialidades, la imaginación productivas, la sensibilidad de percepción y la comprensión del espíritu (por ello… la lucha por su memoria no se puede separar de su nueva geografía espacial, ya que la ascentralidad se perdió, no existe, se transformó y nació otra, puesto que la cultura negra no es producto de lo africano solamente, sino también de lo blanco y lo indígena, en el que ninguna de estas culturas se puede adjudicar su origen, aunque fenotípicamente la pigmentación sea parecida a la africana porque en otro casos, se imponen otros tipos de rasgos.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: