Nuestra Señora Aparecida

9 04 2012
foto

Santuário Nacional de Nossa Senhora da Conceição Aparecida (São Paulo) Brasil: Galería de Catedrales e Iglesias

NUESTRA SEÑORA APARECIDA PATRONA DE BRASIL
Por José (Pepe) Martel

Corría el año 1717 siendo más exacto un 12 de Octubre y en el río Paraiba localizado en el estado de Sao Paulo un grupo de pescadores buscaban sus sustentos en esas turbias aguas y todos se llevaron un gran sorpresa. Sus nombres: Domingo García, Felipe Pedroso y Juan Alves navegaban a bordo de una rústica canoa lanzando sus redes en buscar de peces cuando de pronto atraparon una hermosa figura de terracota. Una vez colocada la imagen dentro de la embarcación y como si fuera un milagro, la pesca comenzó a crecer y a crecer dejando atónitos a sus ocupantes. Fue tan abundante la cantidad de pescados que brotaban de las aguas que todos temieron en zozobrar por el peso de aquella carga y no llegar a tierra.
Estos hombres trabajaban para el Conde Assumar, gobernador de la provincia de Sao Paulo. Lo interesante fue que Pedroso se quedó con la imagen por nos 15 años y asiduamente visitaban su morada muchas amistades religiosas para rezar la novena. Más tarde se diseño un oratorio para colocar la imagen hasta que en 1735 el Vicario de Guaratingueta le construyó una capilla en los altos del Morro de Coqueros y en 1834 se inició la construcción de la Basílica Vieja. Nadie nunca supo que su autor fue Frei Agostino de Jesús, un monje carioca que residía en Sao Paulo y que trabajaba el barro como arte y refinamiento. Se dice que resultó moldeada en 1650 y sumergida en el río Paraíba donde perdió su policromía original y quedo de un brillante color castaño oscuro.
La virgen morena presenta a la veneración de los fieles recubierta por un rígido manto de gruesa tela ricamente bordada que sólo permiten verle el rosto y las piedras preciosas con la que aparece adornada en el 1904. El Papa Pío XI la proclamó Patrona Principal de Brasil en 1928. El 12 de octubre ha sido declarado feriado nacional. Su nombre Nuestra Señora Aparecida, patrona negra de raza brasileira.
El Papa Juan Pablo II visitó a la Virgen Aparecida en su santuario concediéndole el título de Basílica de Nuestra Señora Aparecida. Unos días antes un individuo lanzó al suelo la imagen fraccionándola en muchos pedazos. Quiso así parar el gozo de la celebración que se esperaba con tanta devoción. Pero el amor y cuidado de varios artistas y expertos lograron reconstruirla y de ese modo la Virgen Aparecida retornó a su nicho en la Basílica en medio de una enorme multitud que la aclamaba como Madre de Brasil.
La actual Basílica de Nuestra Señora Aparecida fue construida en 1955. Su proyecto ejecutado por el arquitecto Benedito Calixto con una dimensión similar a la Basílica de San Pedro del Vaticano con una construcción original prototipo y se instaló una inmensa cruz con una cúpula de 70 metros de altura y capacidad para 45,000 personas. Unos 272,000 metros cuadrados de estacionamiento para el parqueo de 4,000 ómnibus y 6,000 automóviles. Se calcula un aproximado de asistencia de más de 7 millones de feligreses cada año.
Y se lema es: “El odio jamás vencerá sobre el amor de la Madre de Dios quien nunca abandona a sus hijos”. Este trabajo se confecciona gracias a datos publicados en la obra de “Las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María” escrito en portugués y publicado en su sitio Web: http://www.corazones.org
Miami, Florida, USA. / joselmartel@yahoo.com

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: