La I guerra antártica

3 04 2012

 

 

 

Por Isaac Bigio

Ahora no solo se conmemora el 30 aniversario de la guerra de las Malvinas sino también de la primera  librada en el continente antártico.
El 3 de Abril de 1982 los barcos argentinos Bahía Paraíso y Ara Guerrico atacaron a la diminuta colonia británica de Grytviken en la isla Georgia del Sur. Tras 2 horas de combate los argentinos se impusieron pero, debido a sus 3 muertos y a que un helicóptero y un bote fueron impactados, no pudieron expulsar a sus rivales de toda dicha isla donde 15 de ellos permanecieron en otras partes hasta que finalmente el Reino Unido la recuperó  el 25 de Abril.
En dicha guerra participaron muy pocos individuos y la población residente permanentemente allí usualmente nunca ha sobrepasado las 30 personas. Estas islas y las adyacentes, incluyendo las  Sándwiches del Sur, se encuentran a unos 2,000 a 2,500 kilómetros al sureste de Suramérica.
Lo importante de dicho conflicto es que éste ha sido el primer y único combate con helicópteros y bombarderos en la Antártida.
Las Malvinas son geográficamente parte del continente suramericano y se encuentran a 460 kilómetros de sus costas y por encima de Tierra del Fuego. En cambios esas cadenas de islas se hayan debajo de cualquier territorio suramericano, muy distantes a dicho continente y son considerados archipiélagos de la Antártida.
A diferencia de las Malvinas nunca fueron antes parte del imperio español ni de Argentina (pues están en la zona que el Tratado de Tordesillas asignó a Portugal, aunque este  país nunca llegó a tan remoto lugar).
Georgia del Sur reclama haber sido el primer pedazo del continente antártico visitado por humanos y haber sido una de las principales bases para la lucrativa caza de ballenas. Allí fue enterrado Ernest Shakleton, uno de los pioneros de las exploraciones británicas sobre el Polo Sur.
Argentina tuvo varias misiones en dicha isla desde inicios del siglo XX tanto para establecer balleneros como investigaciones meteorológicas, aunque su última base allí (“Corbeta Uruguay”) establecida en 1976 fue destruida al final de ese conflicto.
Según tratados internacionales la Antártida debe mantenerse como el único continente donde no se produzcan disputas territoriales o militares pues a toda la humanidad le interesa mantener que ésta siga siendo el área más virgen con el agua, suelo, mar y aire más limpios del planeta.
A pesar que estas islas se encuentran dentro de la Convergencia Antártica, debido a que están  ligeramente al norte del paralelo de los 60 grados (donde se inicia dichos tratados de desarme) éstos pueden ser objetos de guerra.
Dichas batallas violaron la virginidad bélica de la Antártica haciendo peligrar el que en un futuro se puedan dar nuevos conflictos sobre el continente despoblado cuya estabilidad es vital para evitar el calentamiento del clima y que no suba el mar en todo el planeta.

Anuncios

Acciones

Information

One response

4 04 2012
4 abril 2012

[…] La I guerra antártica […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: