Nuestras luchas, la disidencia y la vida de José A. Saco

23 03 2012

José A.Saco

Por Juan José López

La vida de José Antonio Saco en cierta medida marca la característica de nuestra rutina como una historia anacrónica. Sus ciclos de aproximadamente treinta años para que ocurran hechos que marquen pautas en nuestra historia, tanto positiva como negativa, según la óptica con que se miren los hechos.
Nuestro gran patriota Saco, anti-anexionista por sus ideas fue indiscutiblemente uno de los primeros disidentes cubanos, defensor de la cubania en los albores de nuestra nacionalidad. Su obra el anexionismo en Cuba revela el carácter patriótico e independentista de José A. Saco.
Sus posiciones en contra del anexionismo y la esclavitud, centro del tema anexionista de la época, lo presentan como precursor de las luchas libradas casi treinta años después, cuando incluso al regresar Saco de su exilio se suma a conspirar con los nuevos y más jóvenes disidentes, quienes inician la guerra que duro diez años por la frustración que la tozudez de España representaba para las ideas de la época.
Después de sofocada la primera guerra patria, casi ocurren treinta años para que se lograra, mediante otra guerra de independencia la expulsión de la metrópolis española, imprimiéndole a nuestra historia otra dinámica dentro de ciclos de igual duración.
Hay que destacar que Cuba fue la última en liberarse del control español en relación al resto de Latinoamérica. En el resto del continente se libraban batallas treinta años antes del inicio de las guerras de independencia cubanas.
Una vez terminada la guerra el hecho de lograr una constituyente por esfuerzo cubano, los cuales demoraron aproximadamente treinta años después de nuestra liberación e instauración de la Republica. El doctor Grau san Martin intento lograr lo que en 1939 se conoció como la constituyente de 1940 cuyo documento recogió lo más genuino de nuestras luchas por reivindicaciones sociales.
La propia Constitución de 1976 como indica la fecha fue dentro de aproximadamente treinta años mas tarde y como resultado de la violencia que ejerció el grupo de seudorevolucionarios que arribaron el poder y bajo la justificación del rompimiento del orden constitucional de 1940 y a base de ilegalidades le dan el golpe mortal a dicho orden e implementan el conocido estado inconstitucional todavía reinante en Cuba.
Pero aquí no se agota la tesis que soporta el criterio de la anacronia histórica que nos caracteriza. Hace ya unos treinta años se inicia una etapa de lucha pacífica, que aunque no se adapta a simple vista a nuestras tradiciones violentas e idiosincrasia, permanece por un ciclo similar a las anteriores coyunturas. Su deterioro se hace visible con los últimos acontecimientos.
No simpatizo con los wikileaks, pero en algo tuvieron razón los que opinaron que el liderazgo opositor ha envejecido al igual que los gobernantes cubanos. Toda etapa merece respeto pero por objetividad hay que encararlas directa y sinceramente, sobre todo despejada de presión y compromisos que a la hora última es el temor a opinar y enfrentar consecuencias.
Si ayer, en la pasada centuria del XIX José Martí analizo las causas de la derrota cubana, argumentando el regionalismo y el caudillismo como base de la desunión de los esfuerzos libertarios hoy es el protagonismo personal y el temor a ser trascendido el que provoca los errores de la actual oposición. Sentimiento que se manifiesta a ambos lados del mar, dentro de la Isla y en el exilio también.
El agotamiento de cada etapa de lucha, lo que amerita nuevas manifestaciones y tácticas para solucionar la problemática, debemos encararla con profundidad y sinceridad, pensando realmente en los cambios que deben ocurrir en Cuba, que afectan al sur de la Florida y al resto de América.
Antes de caer en las ideas y propuestas retomo la similitud de la vida de José Antonio Saco, quien fue precursor en su disidencia manifiesta, en su vida de exiliado e incluso cuando regreso esperanzado en la aparente tolerancia de España a la expresión criolla y no fue hasta la frustración de la llamada Junta de Información donde intercambiaban opiniones los viejos pinos y los nuevos, quienes iniciaron la guerra de independencia.
Sin querer llover sobre lo mojado y hablar de la libertad de Cuba sin un programa que pueda lograrla, teniendo en cuenta las etapas pasadas que hoy continúan manifestando la intención libertaria y en especifico menciono los últimos acontecimientos: un grupo de cubanos, no vinculados al itinerario normal de la oposición ya tradicional, entran en una iglesia para difundir una hoja de ruta hacia el fin de la actual coyuntura histórica y encontró la resistencia de todo lo anterior, hecho que demuestra el agotamiento de la etapa anterior.
Sin más rodeo, la solución del problema cubano debe pasar por la mediación e intervención solidaria e internacional. Se debe implantar en Cuba un gobierno fideicomisario, figura siempre temporal, encabezado por el sistema interamericano para lograr primero el cambio y luego hacer las instituciones democráticas que necesita el país para su buen funcionamiento ulterior.
Para los más suspicaces, el patriotismo no debe confundirse con chovinismo. No somos más grandes que Calixto García y Máximo Gómez, quienes abrazaron la intervención foránea que puso fin a la guerra del 1895. Véase la carta de Gómez al general español Blanco. Y que no quede dudas no pido una intervención norteamericana, algo que hay que impedir en forma unilateral si ocurre en nuestra patria lo que hoy vemos en Siria. Hablo de solidaridad regional e internacional, que impida el efecto de unilateralidad, para terminar la problemática que no se puede acabar con discusiones llenas de promesas y temores. La hora de crecer llego.

Anuncios

Acciones

Information

One response

23 03 2012
23 marzo 2012

[…] Nuestras luchas, la disidencia y la vida de José A. Saco […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: