William Gálvez y El Partido

27 03 2011

De izquierda a derecha William Gálvez, Félix y Camilo Cienfuegos. Cuba, 1958.

París, 26 de marzo de 2011.

Querida Ofelia,

Gracias a nuestro viejo amigo Miguel García (Miguelito Camajuaní), después de un largo paréntesis de varios años, he vuelto a entrar en contacto con el amigo disidente Yndamiro Restano. Él es un hombre culto, defensor de la Libertad de prensa y de los Derechos Humanos. Le pedí un testimonio sobre algún tema que le interesara hacer conocer y escogió el de William Gálvez y El Partido. A continuación lo podrás leer. Te ruego que lo hagas circular en Cuba entre nuestros amigos y familiares.

“Desde niño estoy escuchando hablar del compañero José. Por supuesto, no sabía quién era el enigmático personaje. Nunca lo vi personalmente, pero en las tertulias políticas de cuando en cuando saltaba el misterioso compañero José. En un tiempo pensé que era un seudónimo de Fabio Grobat, un estalinista enviado a Cuba por la Internacional Comunista. Pero más tarde descubrí que yo me había equivocado. Yo crecí en medio de estas reuniones políticas informales que se celebraban en mi casa y en los apartamentos o viviendas de otros militantes del P.S.P. (Partido Comunista de Cuba). En aquellos encuentros, se hablaba de todo: de la marcha de los acontecimientos nacionales y del acontecer en la madre patria: la ex Unión Soviética. Realmente, para los comunistas Moscú era el paraíso.

Curiosamente, había una fórmula mágica que abría todas las puertas, transmitía toda la verdad y aclaraba cualquier confusión, me refiero a la expresión: “El Partido”. El Partido era una especie de hipóstasis omnipotente, algo así como el creador del universo. Cuando se decía, El Partido todo el mundo callaba y atendía.

Es decir, los comunistas eran una secta fanática y poseían la verdad absoluta. Además, creían ciegamente en algunos dogmas, que no estaban sujetos a discusión. Los comunistas de fila, los de abajo, los de barrio, eran verdaderos monjes del comunismo. Los dirigentes, por el contrario, eran manipuladores, que habían encontrado en El Partido una manera de realizar su ego y tener ciertas cuotas de poder.

Los verdaderos comunistas, que no aceptaban la ortodoxia estalinista, fueron siempre expulsados del Partido y calificados de traidores y de oportunistas. Así pasó con Julio Antonio Mella, con mi padrino Lalo Carrasco y con mi padre que ahora en un libro que publicaron en Cuba, William Gálvez, lo califica de traidor.

Mi padre siempre fue comunista. Desde niño lo hicieron pionero junto con sus hermanos. Después de la muerte de mi abuelo, Yndamiro Restano, quien era anarquista, mi abuela Perla Castro inició a todos sus hijos en la doctrina comunista.

Cuando William Gálvez conoció a mi padre en Jobo Rosado, en las Villas, en el centro de Cuba, donde mi padre se encontraba alzado, conoció un comunista, mi padre era comunista y había sido enviado a ese lugar por El Partido. Pero William no se sabía qué era. Aún hoy, no se puede saber, es imposible adivinar, a qué filosofía él responde. Pero supongamos, que William era un seguidor consciente del movimiento 26 de Julio, que era la organización a la que él pertenecía.

Entonces, se supone que William era un demócrata que luchaba por el restablecimiento de la constitución del 40 y el programa de La Historia me Absolverá.

Mi padre luchaba por el comunismo y supuestamente William lo hacía por la democracia. Sin embargo. William se puso a conspirar con mi padre y sus compañeros comunistas para desviar el proceso revolucionario hacia el comunismo.

Mi padre convenció a William, fue su maestro de comunismo. William no convenció a mi padre que la democracia era el ideal. Por lo contrario, mi padre convenció a William que lo mejor era el comunismo y entonces William traicionó a sus compañeros de lucha, comenzando por el cristiano Frank País y se traicionó a sí mismo.

Parece que William se equivocó cuando calificó a mi padre de traidor. Le sugiero que revise los conceptos y no trate de marcar a las personas con falsos calificativos. Pero más aún. Mi padre al final tampoco traicionó al pueblo cubano y a nuestra patria cuando tuvo el valor de expresar de frente al poder y dentro de Cuba, la siguiente sentencia:

¡EL ESTALINISMO ARRUINÓ MI VIDA Y NO QUIERO QUE ARRUINE MI MUERTE!

Pero William Gálvez, no le hizo caso a mi padre, que fue su maestro y amigo. Cuando mi padre le quiso sugerir muchas veces que el socialismo burocrático no funcionaba y que el estalinismo no tenía nada que ver con la teoría marxista, sino con la KGB; el pobre William se ponía muy nervioso.

Entonces, ahora, intenta denigrar a mi padre, en lugar de seguir aprendiendo de él, aún después de muerto.

Tal vez, lo hace para ganar meritos ante Fidel Castro. Pero nuevamente se equivoca William. Porque Fidel Castro sabe quien era mi padre, pero todavía no sabe quién es William. ¿Por qué? Porque a estas alturas, Fidel Castro, sabe que hay que cuidarse mucho del leal ciento por ciento. Además, Fidel Castro sabe lo que ha hecho y asume su responsabilidad histórica. ¡Pero William no!, porque es un clon de Fidel.

Y por ironía de la vida, resulta que al final de su vida, mi padre comprendió que las ideas (que William Gálvez decía seguir cuando él le conoció en Jobo Rosado y que por supuesto, William traicionó: eran las más justas. Me refiero a las ideas de democracia, Libertad y justicia. Pero, lamentablemente, William no tuvo el valor de mi padre y todavía está esperando que le ordenen desde arriba que ha llegado la hora de ser revolucionario.

La mayor lección que mi padre dejó para William Gálvez no fue política sino ética:

-William, una de las mayores virtudes de un ser humano, es decir lo que piensa.

-William, por favor, no tengas miedo”.

Yndamiro Restano Díaz, periodista, poeta y ensayista cubano, comenzó a escribir tempranamente habiendo obtenido en la década de los 70 una Mención Especial en La Habana, su ciudad natal, otorgada por el Concurso Rubén Martínez Villena, promovido por la Central de Trabajadores de Cuba.

Entre las obras posteriores más destacadas de Restano Díaz, están el libro Oru, dedicado a las deidades afrocubanas, el cual fue publicado en Cuba por los años 80 y en el año 2000 en EE.UU. de América. Doña Dulce María Loynaz ha evaluado este cuaderno y su carta aparece en la nueva edición de ORU, que realiza la editorial vocesdehoy.net. De este libro, el poema dedicado a la deidad marina Olokun, fue llevado a pieza sinfónica por la Orquesta Filarmónica de Oslo y forma parte de un CD realizado por el grupo The Hobbestad Ensemble de Noruega.

Sus¨ Poemas de la Prisión¨, de amplia repercusión fueron publicados En París (1995) y en Venezuela (1996) por Periodistas sin Fronteras. Fue en la conferencia que Yndamiro magistralmente impartió en La Casa de la América Latina, del celebérrimo y culto Barrio Latino de París, donde lo conocí y allí nació nuestra amistad.

 

"Doña Dulce María Loynaz ha evaluado este cuaderno y su carta aparece en la nueva edición de ORU"

En la década de los 90 alcanza por sus obras, especialmente poéticas y por su defensa de la Libertad artística , el Premio del Pen Club de New York.

También en los 90 recibe la Pluma de Oro de la Libertad otorgado por el World Prees Freedom Comitte.

En los EEUU publicó los ensayos ¨El Sentido Heróico del Ser ¨ y ¨Los Asesinos de Dios´´ (2006).

En octubre del 2010 recibe la felicitación de la revista argentina SEMA de Literatura, por sus poemas ¨Yo conocí el amor¨ y ¨Mar, te aborrezco fiero…¨ que aparecen en la página web ¨Poetas del Mundo¨.

En diciembre del 2010, la página AVSPE Sala Virtual de los Poetas y Escritores, de Efigenia Coutinho, Brasil, colocó su poema ¨Oda a la poesía Salvadora ¨ en su espacio .

Su poema Fantasía Aborigen forma parte del repertorio del declamador cubano, Luís Carbonell.

Yndamiro Restano nació en el Cerro, un barrio popular de La Habana, en la clínica El Jurídico del P.S.P. En aquellos tiempos la familia Restano vivía en la barriada de San Miguel del Padrón, perteneciente al municipio de Guanabacoa. Allí el poeta creció y cursó sus primeros grados en la escuela Félix Varela. A los once años Yndamiro marchó con su madre para el frente norte de las Villas, especificamente para el campamento del P.S.P. en Jobo Rosado. Al triunfo de la Revolución de Enero Yndamiro se incorpora a toda la dinámica del proceso revolucionario como estudiante y como recluta del S.M.O. Estudia periodismo en la Universidad de la Habana y es evaluado en esta profesión por el periodista cubano Lino Betancourt de Radio Rebelde. Restano no termina la carrera y es nombrado reportero nacional de Radio Rebelde para el sector de la Construcción y posteriormente le dan el sector agrícola porque la periodista que atendía esa área estaba fuera de Cuba. Allí en Radio Rebelde Yndamiro inicia todo un proceso de pensamiento crítico sobre la mala política económica cubana, se entrevista con el periodista del New York Times Joseph Treaster y confecciona un rústico periódico mecanografiado llamado CUBA NUEVA, inaugurando un periodismo independiente dentro de la isla, por lo cual es detenido por la seguridad cubana. Ya en la disidencia Yndamiro Restano fue secretario de prensa de la CCDHRN y fundó el Movimiento Armonía. Yndamiro creó junto a otros colegas la primera agencia de periodismo independiente de Cuba APIC en 1988. En 1992 es condenado a diez años de cárcel por “rebelión pacífica” y a los tres años y medio sale de la cárcel gracias a la mediación humanitaria de la ex primera dama de Francia, Madame Danielle Mitterand. Actualmente Yndamiro es Jefe de Información de la agencia mexicana de periodismo independiente APICALTERNATIVA; a la que se puede acceder por internet en apicalternativa.com y el blog se puede encontrar por google apicalternativaladecanaconhistoria.

Recibe un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Anuncios

Acciones

Information

One response

31 03 2011
Omar Sanchez

No niego que Yndamiro tenga todas esa cualidades que ud. expone en este bien echo articulo que yo por supuesto no comparto aquí en Miami no se ha comportado ha la altura que ud lo sitúa no se que le habrá pasado pero es un tremendo critico de todo lo que en su totalidad tiene que ver con nuestra lucha yo por lo menos muy en contra de su criterio no lo quiero como amigo no se por que me parece que después de la adultes de nuevo abraza la ideología de se familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: