IDALGO Y LA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA

16 09 2010

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/69/Hidalgo_de_Jos%C3%A9_Clemente_Orozco.JPG

Por Enrique Meitin

Cuando a mediados de 1810 toda España se encontraba bajo la dominación  napoleónica. La Archidiócesis de Zaragoza, encargada de los asuntos religiosos de la península, ordenó a los párrocos de todo el imperio español manifestarse en contra de emperador galo. En Iberoamérica, más específicamente en Nueva España, México, un cura Miguel Hidalgo y Costilla nacido en Chihuahua e radicado en esa ciudad acato la orden, mientras que en Querétaro se gestaba una conspiración organizada por el corregidor y su esposa, con la participación de destacados militares entre los que se destacaban Ignacio Allende y Juan Aldama, siendo el primero de ellos el encargado de convencer a Hidalgo a que se sumara a la insurrección

Una vez sumado Hidalgo a la conspiración, acordaron como fecha del levantamiento el primero de Diciembre de 1810, en el mismo Querétaro, día en que se celebraba la fiesta de la Virgen de San Juan de los Lagos, con una feria donde se reunirían muchos españoles, mas tarde debido a cuestiones militares y estratégicas se acordó adelantar el levantamiento para inicios de Octubre, y luego, una vez más, tendrían que adelantarla, en respuesta a la orden de detención emitida por el propio virrey Francisco Xavier Venegas, contra los principales cabecillas

Allende, quien había escapado ante la ofensiva del virrey, llegó acompañado de otros militares a la casa coral de Dolores, donde se hallaba Hidalgo y decidieron levantarse en armas contra los peninsulares, antes de que estos lo hicieran prisionero y destruyeran sus planes. El día 16 de Septiembre de 1810, Hidalgo echa a vuelo las campanas de la Iglesia convocando el pueblo, produciéndose el hecho crucial que iniciaría la guerra por la Independencia de México: El “Grito de Dolores”.

Con más de cinco mil soldados, la mayoría de ellos campesinos, Hidalgo, se lanza a la lucha, y es proclamado como capitán general de los ejércitos sublevados. Es en Atotonilco, una de las poblaciones que toma sin resistencia alguna, donde enarbola el estandarte de la virgen de Guadalupe, como símbolo del movimiento independentista. Días después entra en Guanajuato, en un vano intento por intimidar a su viejo amigo Juan Antonio Riaño, le exige a este que rinda la plaza para evitar derramamiento de sangre. No obstante el Intendente Riaño decide reunir a su regimiento, en unión de algunos miembros de las familias españolas más acaudaladas de la ciudad y refugiarse en la bodega más grande de toda la provincia, conocida por el nombre de “La Alhóndiga de Granaditas”.

Hidalgo ordena a Allende lanzar sus tropas a la toma del lugar , cinco horas  de combate se suceden y ocurrida la muerte del Intendente Riaño, se intenta pactar con los insurgentes alzándose en la plaza por parte de los sitiados, una bandera blanca en señal de paz, cesándose, al menos temporalmente, el ataque. Con la ayuda de un minero llamado Juan José de los Reyes Martínez, El Pípila, quien quemó la puerta de la bodega, los hombres de Allende y Aldama irrumpen en “La Alhóndiga,” matando a todos los españoles, tanto ciudadanos como militares. Como colofón se saquea la ciudad de Guanajuato, alegando la necesidad de conseguir fondos para proseguir la lucha, aunque en realidad Hidalgo debe enfrentar por los abusos cometidos contra la población, el repudio de algunos, incluyendo hombres de su confianza.

A Guanajuato le sigue Valladolid, capital de Michoacán y una de las ciudades más influyentes del virreinato, donde Hidalgo entra con su tropa y toma parte del patrimonio del episcopado local. Días después entra en Tlalpujahua, y en Charo, población donde se reúne con José María Morelos, quien a la postre se convertiría en el sucesor de Hidalgo al frente de la lucha, para continuar hacia Toluca y de allí encaminarse a ciudad de México al frente de más de 80 mil hombres, ilusionados en el triunfo.

El 30 de Octubre, antes de llegar a la capital, se produce la “Batalla del Monte de las Cruces”, acción donde los realistas, inferiores en número de soldados, a pesar de ser derrotados, le infringen a las tropas de Allende la pérdida de significativo número de efectivos. Hidalgo, con el propósito de evitar una masacre semejante a la ocurrida en Guanajuato, decide negociar con el virrey, quien rechaza la petición de Hidalgo, quien ante la duda de ¿Qué hacer? Continuar o retirarse… tras el enfrentamiento con Allende se decide por esto último, dirigiéndose al Bajío para continuar la lucha.

Hidalgo y Allende, después de sus contradicciones deciden continuar la lucha, pero por separado. Hidalgo lo hace hacia Valladolid, y posteriormente a Guadalajara, ambas ciudades donde sus alzados cometen masacres y saqueos contra los españoles, como ya lo habían hecho anteriormente. Mientras que Allende, regresa a “La Alhóndiga de Granaditas” donde aún quedan algunos prisioneros españoles, quienes son ejecutados al saberse del avance de las tropas peninsulares al mando de Calleja. Este había recibido órdenes de marchar sobre Guadalajara y aplastar el levantamiento.

Ante la amenaza de Calleja, Allende, Aldama, y otros caudillos de la insurrección se unen nuevamente a Hidalgo en Guadalajara, y juntos enfrentan a las tropas de la península en un lugar cercano a la ciudad, conocido como “Puente de Calderón”, donde los realistas hacen huir a los insurgentes, sin embargo tras este fracaso, se van a ver incrementadas las diferencias existentes entre los dos principales jefes de la insurrección armada: Hidalgo y Allende, incluso este ultimo confesaría más tarde haber orquestado un plan para envenenar a Hidalgo, y en complicidad con otros altos oficiales acuerdan despojar a Hidalgo del mando militar, hecho que se produce el 25 de Febrero de 1811en la “Hacienda de Pabellón” en Aguascalientes, cuando las tropas sublevadas se disponían a huir a territorio estadounidense para adquirir armamento y regresar a continuar la lucha.

Son traicionados por Ignacio Elizondo, quien fungía como espía del gobierno virreinal dentro de las tropas insurgentes. Se realiza la captura de Hidalgo y de sus principales seguidores. Allende, Aldama y Jiménez son encontrados culpables en el juicio que se les realiza y condenados a fusilamiento, más tarde sus cuerpos son decapitados y sus cabezas enjauladas. Hidalgo, hecho prisionero se entera de la noticia la misma noche de la ejecución de estos. Para que Hidalgo pueda ser sometido a un proceso civil y poder ejecutarlo, es necesario la degradación de este de su condición sacerdotal. El día 29 de julio se procedió a la degradación eclesiástica.

Hidalgo confesó haberse levantado al ejército, depuesto autoridades, europeas o criollas, que no seguían su partido, aunque se le imputaron delitos de alta traición, crímenes y asesinatos, sedición, conspiración, y le obligaron a firmar una retractación por “sus errores cometidos contra la persona del Rey y contra Dios“. Miguel Hidalgo murió fusilado por las fuerzas realistas el 30 de julio de 1811 fusilado por las fuerzas realistas, en el patio del antiguo Colegio de los Jesuitas en Chihuahua, entonces habilitado como cuartel y cárcel y que en la actualidad es el Palacio de Gobierno de Chihuahua. Su cadáver fue posteriormente decapitado y su cuerpo enterrado en la capilla de San Antonio del templo de San Francisco de Asís en la misma ciudad de Chihuahua; su cabeza fue enviada a Guanajuato y colocada en la Alhóndiga de Granaditas, junto a las de Allende, Aldama y Jiménez.

Finalizaba así el primer episodio y enfrentamiento contra el dominio de España, y hoy doscientos años de aquel hecho de armas rendimos muestro solemne homenaje a todos aquellos hermanos del país azteca caídos por la Independencia.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: