EN HONOR A LA VERDAD HISTORICA CUBANA, EN MIS RECUERDOS Y MEMORIAS

7 03 2010

Miami, 6-3-10

La verdad histórica, cuando no se nos da la oportunidad de conocerla, debemos buscarla. Esto para los de nuestra generación, fue un buen acicate, un buen objetivo real a investigar. Y estuvo presente en las generaciones que nos precedieron.

Al recibir este, escrito por un cubano defensor del respeto de los Derechos Humanos en Cuba, y se inicia con un importante cuestionamiento, decidí contribuir a que verdades históricas cubanas, sean del conocimiento por los que no habían nacido o eran muy jóvenes, en esas fechas, para preservar la continuidad de lucha por el respeto de los Derechos Humanos, consecuentes con los objetivos de todas nuestra luchas de independencia antes de la Republica y después del 1959.

Carmen Gamoneda Artiles.

¿DONDE Y CUANDO GENERAL RAUL CASTRO?

Por Oscar Peña

En medio de la visita del presidente brasileño Lula Da Silva a Cuba usted declaro a la prensa internacional que lamentaba la muerte del preso político Orlando Zapata Tamayo  y  que estaba dispuesto a discutir –de tu a tu y respetándose las partes- todos los puntos con los organismos  Internacionales de Derechos Humanos. Es estimulante escucharlo expresar esa buena voluntad nacional, sin embargo, nos parece inapropiado no discutir ese tema entre nacionales. Veamos:

En 1989 cuando ustedes anunciaron el arresto y posterior fusilamiento de muy notables y altos oficiales de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior argumentado que ellos por su cuenta se habían involucrado en negocios del narcotráfico internacional y habían traicionado la confianza que la  máxima dirección del país tenia en ellos y que habían puesto en duda la credibilidad y prestigio de las autoridades de Cuba. En aquellos precisos momentos -hace ya más de 20 años- el Comité Cubano Pro Derechos de Cuba –del cual soy director- entrego en las oficinas del Palacio Presidencial y de la dirección del Partido en la Habana una misiva dirigida al mandatario Fidel Castro que expresaba:

“Al observar que la alta dirección del país esta tomando medidas contra oficiales involucrados en el narcotráfico e infieren que no sabían nada al respecto, le preguntamos: ¿si no es posible que también usted desconozca de las permanentes violaciones de los Derechos Humanos que sufre nuestro pueblo?

Nosotros estamos dispuestos a sentarnos con usted para hacérselo saber de manera rigurosa y seria, con datos, ejemplos y victimas. Al admitir que no sabían de algo que era evidente para todo el pueblo de Cuba, nos surge la esperanza que tampoco sepan de los abusos, atropellos, sanciones injustas, represalias, hostigamiento y dolores que ha estado recibiendo la gran mayoría del pueblo cubano por su Ministerio de Interior.

No queremos enviar nuestras denuncias a salones extranjeros, sin antes presentarlas en los nacionales. Nunca hemos podido alertar a la alta dirección del país sobre esas prácticas y tenemos el temor que mañana también tengan que expresar que tampoco sabían lo de los abusos de los más elementales derechos de los ciudadanos en Cuba. Escúchenos de cubano a cubano. Atentamente.”

Y firmaba esa misiva la Directiva de los Derechos Humanos de Cuba entre ellos el que suscribe. Desafortunadamente nunca recibimos acuso de recibo decente. Indecente y al mas profesional estilo de la mafia si recibimos mucho y son parte de los abusos, torturas y operaciones secretas de la policía política y del orden interno que no están escritas en ningún reglamento o ley del país pero que son el orden del día y las practicas diarias de los miembros ocultos y públicos de su Ministerio del Interior en las calles de Cuba contra artesanos, campesinos, profesionales, mujeres  y pueblo en general. Y eso no ha cambiado.

General Raúl Castro obviamente la verdad es que su gobierno ha asumido siempre una política neoplattista donde solo tratan los problemas del país con extranjeros. De ellos aceptan señalamientos, observaciones, pedidos de presos políticos, etc. Le sugiero para salvar la ética nacionalista de los cubanos hacer eso entre cubanos. ¿Dígame General Raúl Castro donde y cuando discutimos todos los puntos?

Anuncios

Acciones

Information

One response

7 03 2010
Manrique Iriarte

Importante, inteligente, y oportuno emplazamiento a Raúl Castro. La bola siempre debe de estar en la cancha de los malos. A los que nos asite la razón no tememos hablarla, ni dialogarla con nadie. Felicitaciones a OP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s